CANTABRIA PREVÉ INICIAR LA VACUNACIÓN DE LOS MENORES DE 12 AÑOS EL 15 DE DICIEMBRE

ESTE GRUPO DE POBLACIÓN INCLUYE A 38.000 NIÑOS Y NIÑAS

315

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) prevé comenzar la vacunación de los menores hasta 12 años el 15 de diciembre, plazo aprobado en la Comisión de Salud Pública.

El planteamiento del SCS es empezar a inocular las dosis en este grupo de menores en algunos centros de salud (aún por concretar) mediante autocita, por la tarde y los fines de semana. Según informan los responsables de la sanidad regional, el operativo se proyecta así inicialmente, sin perjuicio de que pueda ir adaptándose a las circunstancias que surjan conforme avance esta vacunación. Este grupo de población incluye a 38.000 niños y niñas.

TERCERA DOSIS Y NIVEL DE VACUNACIÓN

Por otro lado, el SCS informa que, en cuanto a la dosis adicional, Cantabria está por encima de la media nacional en el grupo de mayores de 70 años, ya que mientras en la región el porcentaje de población que ha recibido esta vacuna de refuerzo llega a un 73 %, en el conjunto del país es de un 69,2 %.

La comunidad autónoma también está por encima de la media nacional en la administración de la dosis adicional a quienes recibieron Janssen. Además, la administración de la dosis de refuerzo en la franja de 60 a 69 años se está llevando a cabo ya en centros de salud y en los hospitales de Sierrallana y Tres Mares, priorizando a quienes recibieron Astra Zeneca en la primovacunación.

Un total de 485.962 cántabros están vacunados contra la Covid-19, lo que supone que la región ha llegado a un 83,4 % por ciento de su población con al menos una dosis administrada. Las personas inmunizadas suponen el 82,7% del censo regional.

En cuanto a la población mayor de 12 años, que es la susceptible de vacunación, los porcentajes aumentan, ya que hay un 92,7 por ciento de vacunados con al menos una dosis, mientras que un 92 por ciento está inmunizado.

El total de vacunas inyectadas hasta la fecha asciende a 1.021.365.

La Consejería de Sanidad recuerda a la ciudadanía la necesidad de tener actualizados los datos de contacto que figuran en la tarjeta sanitaria, fundamentalmente el número de teléfono, y pide que se atiendan las llamadas para la citación.