CANTABRIA PROHÍBE TODO EL DEPORTE BASE EN RECINTOS ABIERTOS Y CERRADOS TRAS DETECTAR VARIOS BROTES

ASÍ LO CONFIRMA LA DIRECTORA DE SALUD PÚBLICA, QUE HA REVELADO EL CASO DE "UN NIÑO DE 10 AÑOS CON 60 CONTACTOS ESTRECHOS, LO QUE HACE IMPOSIBLE EL RASTREO"

830

El Gobierno de Cantabria prohibirá al menos durante dos semanas todo el deporte base, es decir, el que practican menores de 18 años, federados y no federados, tanto en recintos abiertos como cerrados, tras detectar “varios brotes” en este ámbito.

Una medida, que probablemente se publicará hoy en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), que se ha tomado “porque no podemos ser ajenos a la evolución de la epidemia” y porque la Dirección General de Salud Pública “ha detectado varios brotes en relación con el deporte base y por lo tanto, no podemos permanecer ajenos a esa situación”.

Así lo ha confirmado la directora general de Salud Pública, Paloma Navas (en la imagen), en rueda de prensa, que ha añadido que “estamos observando un aumento del contacto entre los niños que no es posible gestionar”. Ponía como ejemplo el de un niño de 10 años “que tenía 60 contactos estrechos, con lo que si tenemos 200 nuevos positivos al día, el rastreo es inmanejable”.

Únicamente se podrá realizar actividad deportiva entre los grupos de convivencia estable, “es decir, si los que están en clase juntos por la mañana se organizan para hacer deporte por la tarde, sí podrán hacerlo”.

A su vez, el vicepresidente Pablo Zuloaga ha señalado esta mañana que esta “limitación” del deporte base, cuya competición ya había sido aplazada hasta al menos primeros de 2021, es una “medida necesaria” para paliar el aumento de contagios, también “teniendo en cuenta que la semana que viene es de vacaciones y es importante limitar la movilidad de los hijos para también limitar el aumento del número de contagios, sobre todo en el plano familiar”.

El vicepresidente ha explicado que Salud Pública trabaja en coordinación con la Dirección General de Deportes y también con las federaciones y clubes “para intentar minimizar el efecto” de esta medida sobre el empleo y la economía.

Es una decisión que se toma con una perspectiva sanitaria, de salud, y en este caso nos toca proteger a los hijos y abuelos”, ha remarcado.