CASTROVERDE DEFIENDE QUE “SE HA PERDIDO LA OPORTUNIDAD DE ACOMETER ACTUACIONES DE ENTIDAD” CON LA SUBVENCIÓN DEL MINISTERIO DE TRANSPORTES PARA MOVILIDAD

CRITICA QUE NO SE HAYA INFORMADO DE QUE “PARA EJECUTAR LA CONEXIÓN DEL CARRIL BICI CON SÁMANO ES NECESARIA UNA EXPROPIACIÓN”

353

El MITMA (Ministerio de Transportes) lanzó una convocatoria de subvenciones financiadas con Fondos Europeos para paliar las consecuencias de la pandemia, destinadas a obras a realizar por los ayuntamientos para mejorar la movilidad y disminuir la huella de carbono.

Recuerda en nota de prensa CastroVerde que el Ayuntamiento de Castro solicitó ayuda para cuatro actuaciones “que decidió el equipo de gobierno sin consulta al resto de la corporación” y que se detallan a continuación:

Carril bici Policía Local-Peru Zaballa (148.000 euros).

Carril bici Brazomar (332.000 euros)

Aparcabicis (475.500 euros).

Alquiler de bici pública (544.500 euros).

Iluminación de pasos de peatones (515.000 euros).

Para financiar los 2 millones estimados para las obras, además de unos 80.000 para proyectos y direcciones de obra, “el MITMA concedió al Ayuntamiento una subvención de 1.439.000 euros, debiendo afrontar directamente el consistorio los 650.000 restantes”.

CV defiende que “las subvenciones no son un regalo sino que, al igual que el dinero municipal, provienen de los impuestos que pagan los castreños. Por ello deben ser gastadas con cabeza. Hasta ahí todo bien, salvo si pasamos a analizar al detalle las obras seleccionadas, y el grado de aprovechamiento de la oportunidad brindada”.

Resulta que el equipo de Gobierno (PSOE-C’s) “ha solicitado hasta en tres ocasiones amparo del resto del pleno (oposición) para financiar la parte municipal, cuando las obras ya estaban decididas, sin poder hacer una mejora a la propuesta. Respaldo que obtuvo, pese a que tampoco mostró los proyectos, tan sólo el importe detallado anteriormente, salvo el de menor importe que ya dejó contratado CastroVerde”.

Ha sido el pasado viernes cuando se ha publicado uno de los proyectos, la conexión del carril bici de Leonardo Rucabado con la carretera hacia Sámano “y no por un afán de transparencia, sino porque para ejecutar la obra, valorada en 332.000 euros, es necesaria una expropiación, circunstancia que tampoco fue informada al pleno. Por esta publicación, conocemos ahora y no antes, una serie de aspectos que deben ser conocidos para no crear falsas expectativas:

– Se plantea un trazado frente a las entradas de LIDL, BM  y la estación de autobuses, pese a existir ya un carril bici en la otra acera, que se eligió así precisamente por la peligrosidad de percances entre vehículos y bicicletas en dichos accesos.

– Se prevé talar seis árboles, cuya ubicación y tamaño no se especifican.

– Se indica que será necesario expropiar una parcela, aunque no se detalla cuál ni se estima el coste de la misma.

– El pavimento del carril bici, salvo el tramo de Leonardo Rucabado, será de arena y zahorra prensada. Solución medioambientalmente acertada, aunque requerirá de un mayor mantenimiento.

– El proyecto cuenta con una pasarela metálica sobre el río Brazomar, que supondrá casi un tercio del importe y deberá contar con la autorización de la Confederación Hidrográfica, que dada la supuesta inundabilidad de la zona se desconoce si será concedida.

– La solución adoptada compromete el compromiso que Fomento notificó en 2018 de realizar una pasarela sobre la A8, que permitiría al Ayuntamiento recuperar el trazado del ferrocarril de Alén, como acceso a Sámano sin pendientes.

– La propuesta no resuelve el problema de acceso a Sámano, pues conecta bajo el viaducto de la A8, sin siquiera entrar en la Junta Vecinal.

Esta obra, “pese a las pegas comentadas, conjuntamente con la de la continuidad del carril bici hasta el polideportivo Peru Zaballa puede considerarse una mejora de la movilidad ciclista. Suponen 480.000 euros de 2 millones”.

Se prevé también “destinar 515.000euros para mejorar la iluminación de pasos de peatones. Una medida acertada, aunque se desconoce el alcance de la actuación. Baste como referencia la mejora de la iluminación de pasos de peatones realizada la pasada legislatura con personal municipal, que tuvo un coste de menos de 100.000euros y abarcó los pasos de cebra más peligrosos de las calles Menéndez Pelayo, La Ronda, Leonardo Rucabado y Silvestre Ochoa”.

Si esta actuación es realmente necesaria por seguridad, “se podría haber hecho por urgencia en vez de supeditar esta mejora de pasos de cebra a una subvención, como ya se han financiado diversas obras cuestionables y no tan urgentes, recurriendo a 8 o 9 millones de ahorros municipales”.

Finalmente señala CastroVerde que “quedan las dos actuaciones claramente prescindibles. Se trata de destinar un millón de euros a construir aparcabicicletas y poner en marcha un alquiler de bicicletas municipal, sin que se conozca quién va a gestionarlo, mantenerlo, etc. Por otra parte, ¿contribuirá esto a que en Castro se use más la bicicleta en los desplazamientos cotidianos (no en los turísticos)?”.

Estas dos actuaciones “superarán en importe a la obra de los túneles de Ocharan ¿realmente tendrán el mismo beneficio social? CastroVerde cree que no”.

Analizadas las obras seleccionadas, CastroVerde estima que “se ha perdido una oportunidad para acometer actuaciones de entidad como la conexión en bicicleta desde Castro a Sámano, o a Mioño-Lusa-Santullán que, aunque requieran una gestión importante, supondrían un salto en la movilidad ciclista en nuestro municipio”.