CLIENTES DE ALGUNAS COMPAÑÍAS ENERGÉTICAS HAN VISTO TRIPLICADO EL PRECIO DEL GAS EN ENERO, EN OCASIONES SIN PREVIO AVISO

LA UNIÓN DE CONSUMIDORES DE CANTABRIA EXPLICA CÓMO PROCEDER 

1752

En los últimos meses, uno de los temas que ha marcado la actualidad ha sido el constante aumento en el precio de la luz. Sin embargo, menos se ha hablado del incremento en la factura de otro suministro básico como es el gas. Este mes de enero, los clientes de algunas compañías se han encontrado con un gasto que triplica el del recibo anterior. Algunos recibieron una notificación previa de su compañía indicando que iba a subir el precio del consumo variable pero, en otros casos, se han enterado directamente cuando les ha llegado la factura.

Sobre esta cuestión hemos hablado en Castro Punto Radio con Francisco Bautista, de la Unión de Consumidores de Cantabria. Ha dejado claro que “tenemos un contrato con un precio y periodo pactado, normalmente anual, que se tiene que respetar y, cuando acaba, se renueva automáticamente con las mismas condiciones salvo que haya una modificación. De haberla, como es el caso del precio, debe existir una comunicación previa al cliente para que sepa cuáles son los nuevos términos contractuales. El consumidor tiene un plazo de tiempo para pensarlo, quedarse o marcharse a otra suministradora, aunque si todas están haciendo lo mismo, difícil escape vamos a tener”.

Si te suben el gas sin notificación previa “se está conculcando la ley y hay una infracción”. En ese caso, “lo primero es reclamar a la empresa y defender que el contrato se mantenga en las condiciones pactadas. Si no hay contestación, tendremos que derivar el asunto a la oficina del consumidor, la junta arbitral o el departamento de Industria correspondiente”.

Bautista considera que “el Estado tendría que hacer algo respecto al tema de la energía. Sería necesario que las administraciones se mojasen un poco más porque la energía es algo básico y no puede quedar al albur de un par de compañías cuyo único objetivo es sacar dinero. Tiene que haber un peso público evidente y una visión del producto desde un punto de vista social.