EL COMITÉ DE EMPRESA DE SACYR DENUNCIA ANTE INSPECCIÓN DE TRABAJO LA FALTA DE MEDIDAS DE PREVENCIÓN DE LAS TRABAJADORAS DEL PERU ZABALLA EN EL BROTE DE LEGIONELLA

631

Tras la noticia trasladada ayer por la Concejalía de Deportes sobre el brote de legionella surgido en el Polideportivo Peru Zaballa durante la recta final de las obras de reforma que se están ejecutando, el Comité de Empresa de Sacyr Facilities ha denunciado ante la Inspección de Trabajo de Santander “la falta de medidas de prevención y de información con las trabajadoras por parte de la empresa, que han sido expuestas a un riesgo biológico que puede afectar a su salud”.

En su relato de los hechos indican que “el 29 de abril, a las trabajadoras de la limpieza se les mandó abrir los grifos de los lavabos, las duchas y tirar con cierta asiduidad de las cisternas. Una serie de operaciones que no son para nada las habituales”. Las empleadas preguntaron a qué era debido “pero nadie les informó de nada”.

Tras entarse por los medios de brote de legionella que había surgido en la instalación, “se mostraron alarmadas y asustadas, dado que han estado trabajando con la bacteria sin que nadie les haya informado y formado en las medidas preventivas. La empresa no les han comunicado nada al respecto”.

Puestas en contacto con la encargada, “se les dijo que fueran a trabajar, que no pasaba nada. Ante la insistencia de las empleadas, se les señaló que fueran a trabajar con normalidad, y que a lo largo del día 30 les mandaría la empresa un comunicado”.

Para confirmar si esta situación es real, “se contactó con la alcaldesa, quien confirmó que es la propia empresa de limpieza, Sacyr, quien ha detectado la bacteria y así se lo ha comunicado al Ayuntamiento, el cual, ha dado por hecho que la empresa se lo había trasladado a las trabajadoras para adoptar medidas preventivas al respecto. Sin embargo, eso no ha sido así, Sacyr no ha comunicado nada a las empleadas y sólo ha respondido cuando estas llamaron alarmadas con la noticia”.

Cree el Comité de Empresa que “se han incumplido de manera flagrante la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Real Decreto sobre Protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos”.

“Obviamente”, continúa la representación de las trabajadoras, “tampoco se han cumplido la obligación de la empresa en cuanto a consulta y participación de ningún miembro del Comité de Empresa ni delegado sindical ni a los propias trabajadoras”.

“Toda esta situación”, conlcuye la denuncia, “además de haber expuesto a las empleadas al riesgo biológico de la exposición a la legionella, ha generado una situación de riesgo psicosocial, por la incertidumbre y la falta de comunicación de la empresa para con sus trabajadoras”.