EL CONCEJAL DE OBRAS DEFIENDE QUE “GRAN PARTE DE LAS PETICIONES DE LA ASOCIACIÓN PUENTE RIOMAR ESTÁN EN MARCHA”

ASEGURA QUE “EN NINGÚN MOMENTO LES DI PLAZOS, SINO QUE LES DIJE QUE ESTUDIARÍAMOS LAS PETICIONES PARA VER SI SE PODÍAN HACER LO ANTES POSIBLE”

373

En el pleno de mañana se debatirá una moción, presentada por Podemos a instancias de la asociación vecinal Puente Riomar, en la que este colectivo solicita diversas mejoras a abordar en los barrios de Cotolino y Brazomar.

Los miembros de esta asociación se consideran “burlados por el concejal de Urbanismo” al haber “caído en saco roto” el trabajo de documentación de las carencias que realizaron y presentaron en el Ayuntamiento a petición del equipo de Gobierno.

El concejal de Obras y Urbanismo, Alejandro Fernández ha defendido, en Castro Punto Radio, que “todos los días entran un montón de peticiones al Ayuntamiento de diversos colectivos y ciudadanos y analizamos todas ellas, las de Puente Riomar también. De hecho, gran parte de sus solicitudes están en marcha. A todo el mundo le gustaría, y a mí el primero, que pidan una cosa y al día siguiente pudiera estar. La administraciones no permite ser tan ágil y, además, los recursos humanos y económicos son los que son y tienes que ir dando pasos para atender esas peticiones. A veces no todas son posibles inmediatamente”.

Ha añadido que “si estos vecinos se sienten engañados, en ningún momento les di plazos. Les dije que estudiaríamos las peticiones y veríamos en qué medida se podían hacer lo antes posible”.

Entre otras cosas, “piden una rampa mecánica en la zona de Cotolino y eso se va a estudiar, pero nosotros gobernamos para todo el municipio y actuamos de la manera más diligente con los recursos municipales para llegar donde están todas las necesidades. En algún momento hay que ver dónde es más necesario para actuar antes o después”.

Ha dejado claro que, “intentamos que el Ayuntamiento, cada vez, funcione mejor y llegue a atender más solicitudes, pero eso requiere un tiempo de ajustar recursos humanos y económicos y un tema de planificación. Pedimos un poco de paciencia”.

ESCRITO DE CONSERVAS LOLÍN

Para terminar, Fernández se ha referido al escrito registrado la semana pasada por la dirección de Conservas Lolín y en el que se advertía de la posible “responsabilidad administrativa, penal, patrimonial e incluso contable en la que podrían incurrir los concejales que se abstuvieran, votaran en contra o no acudieran” al pleno en el que se debata la aprobación definitiva de la modificación del Plan General para cambiar el uso de la parcela en la que se ubica la fábrica de anchoas e instalar allí un centro comercial.

El concejal de Urbanismo ha trasladado que “en estos escrito se pone en tela de juicio la gestión de del área de Urbanismo, a la propia alcaldes y se coacciona un poco la actuación que puedan tener los concejales que conforman el pleno municipal. Como esto involucra a más gente, lo mejor es que se dé una contestación oficial como grupo municipal, junto a todo el que se sienta afectado por estos escritos. Así se va a hacer”.