CONOCEMOS A ANTONIO ARRIBAS, EL NUEVO PÁRROCO QUE SUSTITUYE A “TERIO” EN SIETE IGLESIAS DEL MUNICIPIO

787

Antonio Arribas párroco pueblos

17 AGOSTO 2016 /

Antonio Arribas Lastra es el joven párroco que ha sustituido a Eleuterio Castanedo, “Terio”, al frente de siete parroquias del municipio: Islares, Cerdigo, Allendelagua, Montealegre, Sámano, Ontón y Otañes.

Tiene 27 años, es de Ramales, fue ordenado sacerdote hace apenas dos años, y ayer se estrenó en Islares. Procede de ser el sacerdote de varias iglesias de la zona de Los Corrales de Buelna.

La vocación le vino de la mano de quien estas semanas abandona la parroquia de Castro Urdiales, Sergio Llata. Nos relataba como, de pequeño, “me obligaban a ir a Misa, pero para no aburrirme me puse de monaguillo, y descubrí cosas de la Eucaristía que nunca antes me había planteado, y llegó un momento que Sergio, que estaba de sacerdote en mi pueblo, vio en mí que podría tener vocación, con lo que comencé a ir a campamentos y encuentros, donde fui descubriendo la llamada”.

En su estreno de ayer en Islares, en un día tan señalado como la festividad de San Roque, Antonio admite que estaba “nervioso, ya que no conocía a la gente”, pero se encontraba arropado por Sergio Llata y por el sacerdote de Castro, Chema Salazar, entre otros. “Fue una toma de contacto con la comunidad de Islares, y me encontraba con las emociones encontradas, haberme despedido del lugar en el que estaba, afrontar los retos en las nuevas parroquias…”, admitía Antonio Arribas.

Carácter muy distinto el de Antonio al de su predecesor, “Terio”, 31 años al frente de estas parroquias, lo que no será un hándicap para su labor. Así se define Antonio Arribas: “soy muy paciente y alegre, e intento hacer las cosas, que aunque sean retos imposibles, si son de Dios, saldrán adelante fijo, y si no, hay que cambiar el tercio”.

El nuevo párroco desea ir conociendo a los feligreses y que le conozcan, “y así ir viendo cómo llevar adelante lo que la Iglesia ha puesto en mis manos, que no son parroquias, sino personas”, concluía Antonio Arribas.