CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN, GUARDIA CIVIL Y POLICÍA NACIONAL CREARÁN UN GRUPO DE TRABAJO PARA MEJORAR LA CONVIVENCIA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS

SE PRESTARÁ ESPECIAL ATENCIÓN EN CREAR "DINÁMICAS RESPONSABLES" EN EL USO DE INTERNET Y REDES SOCIALES

414

Inspectores de Educación y personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policía Nacional) integrarán un grupo de trabajo conjunto para establecer medidas y proyectos para la mejora de la convivencia y el clima en los centros educativos de Cantabria, con especial atención a crear “dinámicas responsables” en el uso de Internet y las nuevas tecnologías.

La Consejera de Educación, Marina Lombó, anunció este asunto a los directores de los centros de educación Primaria y Secundaria de la zona oriental de Cantabria, entre ellos de Castro, en una reunión que se celebraba en Colindres.

Sobre este grupo de trabajo ha dado hoy más detalles, en Castro Punto Radio, la directora general de Innovación e Inspección Educativa, Mercedes García. Como ha recordado, “la Guardia Civil y la Policía Nacional realizan muchas actividades y muy valiosas en los centros educativos y también asesoran. Sin embargo, veíamos que, en alguna parte, no existía la coordinación suficiente con el propio Servicio de Inspección de Educación”. Por tanto, “el objetivo de esta iniciativa es poder trabajar con líneas conjuntas, revisar la normativa que tenemos al respecto y compartir, dentro de la privacidad y con todas las garantías, la información para mejorar la convivencia en los centros”.

García ha explicado que “cuando algo pasa en un colegio o instituto, tenemos un protocolo a aplicar, pero las medidas que se toman siempre son educativas, a no ser que el suceso detectado vulnere la Ley, momento en el que entran en juego los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. La creación de este grupo de trabajo que ahora se propone, entendemos que es la mejor manera de comunicarnos entre todos”.

Se prestará especial atención a crear “dinámicas responsables” en el uso de Internet y las nuevas tecnologías. Y es que, “las redes sociales están causando muchos conflictos dentro de los centros. A nuestros jóvenes les cuesta entender que difundir un vídeo con determinado contenido es un delito y, si trabajamos todos conjuntamente, esto puede ir mejor”.

García ha añadido que al alumnado, en algunos casos, “le falta cierta madurez para enfrentar determinadas cosas y entender la responsabilidad de sus actos. Hay que seguir trabajando en la corresponsabilidad. Además, no son conscientes del tema de la huella digital y de que todo deja rastro. Hay que trabajarlo entre todos para que sean conscientes de puede ser un delito determinado el pasar a terceros ciertos contenidos”.

La directora general de Innovación e Inspección Educativa ha señalado que, sobre el uso de las redes sociales y las nuevas tecnologías, “tenemos una segunda actuación, que se ha puesto en marcha como proyecto piloto con la AMPA de un colegio de Cabezón de la Sal, en relación al tema de la ciberseguridad y el ciberacoso. Esto se hará también en la zona oriental de la región para que los padres tengan más conocimiento de donde están metidos sus hijos”.