EL CONSEJO DE LA JUVENTUD DE CANTABRIA PRETENDE “RECUPERAR AL TEJIDO ASOCIATIVO REGIONAL PORQUE, AHORA INFRARREPRESENTAMOS A LOS JÓVENES”

EL VICEPRESIDENTE DEL ORGANISMO DETALLA QUE "SON 22 LOS COLECTIVOS MIEMBROS EN ESTE MOMENTO DE MÁS DE 250 RECOGIDOS EN EL REGISTRO DEL GOBIERNO"

712

El vicepresidente del Consejo de la Juventud de Cantabria, el guriezano Javier Casas, ha reconocido en Castro Punto Radio que “ahora mismo es un consejo que infrarrepresenta a los jóvenes”. Precisamente por eso, “casi nuestro único objetivo es recuperar el tejido asociativo de la región”.

Ha recordado cómo el organismo se activó hace algo más de un año después de ocho sin estar operativo. “Éste es un gobierno de transición, que tiene como fin que, cuando acabe el mandato, existan más organizaciones miembros de pleno derecho para que el consejo quede consolidado en el tiempo”.

A día de hoy son en torno a 22 los colectivos que forman parte pero, “si nos basamos en el registro de asociaciones juveniles del Gobierno de Cantabria, hay más de 250”. Casas ha señalado que “aspiramos a que todo el mundo conozca el funcionamiento y que la gente joven sepa que existe este consejo y que es una herramienta útil”,

Una vez se consiga consolidarlo, será cuando “estemos en más disposición de ir avanzando en los objetivos que marcamos en el documento base que se aprobó en su momento”.

En cualquier caso, “vamos a participar en la redacción de la Ley de Juventud de Cantabria y seremos parte del consejo de seguimiento de la futura Ley del Juego”.

Javier Casas, en representación del Consejo de la Juventud de Cantabria, participaba el pasado fin de semana en la Mesa de Consejos de España (en la imagen) manteniendo un encuentro con las Comunidades de Asturias, Castilla y León, La Rioja, Madrid y Navarra.

Una reunión “muy positiva para recuperar las relaciones con otros consejos, aportar lo que podamos y aprender, lo que nos va a servir para afianzarnos”.

Entre otras cosas “se habló del trabajo realizado reclamando que el Ingreso Mínimo Vital fuese más accesible para los jóvenes de 23 a 30 años especialmente, dado el grado de exigencia de los requisitos que en el documento inicial se incluían”.

También se abordó la necesidad de garantizar el relevo generacional en los consejos, cuyos integrantes no deben tener más de 30 años. Lo que sucede es que están envejecidos, en el sentido de que hay más gente de 30 que de 16 a 20. Nuestra labor es trabajar internamente en esa regeneración”.

Para Casas, ha sido clave asistir a este encuentro “para reafirmarnos en nuestra posición de lo necesarios que son los Consejos de la Juventud para representar a los jóvenes y reivindicar sus derechos.”