CONTRATADAS LAS OBRAS QUE RESOLVERÁN LOS PROBLEMAS DE FALTA DE PRESIÓN DE AGUA EN HELGUERA

257

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha contratado las obras necesarias para resolver los problemas de falta de presión de agua que vienen sufriendo hasta ahora los vecinos de las zonas altas del barrio samaniego de Helguera. 

Estos ciudadanos “vienen reclamando una solución a este problema desde hace muchos años y durante esta legislatura, desde los Servicios Técnicos de Urbanismo se ha estudiado la mejor solución técnica para este problema”, según se informa en nota de prensa.

La documentación técnica se ha elaborado con recursos humanos propios, “gracias a que se dispone de dos técnicos de refuerzo contratados por el Ayuntamiento dentro del programa de Corporaciones Locales”.

Las obras se han adjudicado a la empresa GS Inima Environment S.A por un importe de 23.958 euros, IVA incluido, al presentar a oferta más ventajosa. El plazo de ejecución es de 30 días.

Tal y como indica el concejal del área, Alejandro Fernández, “el origen de los problemas era la imposibilidad de dar más presión a la red de abastecimiento, ya que provocaba sobrepresiones que generaban fugas y averías en las zonas más bajas de Sámano. Ahora, para poder aumentar la presión de la red y que a las zonas altas, como es el caso de Helguera, llegue una presión adecuada sin afectar a los vecinos de las zonas bajas, se van a instalar dos válvulas reductoras de presión, una para reducir la presión de suministro en la zona de la Iglesia y barrios del Moral, Llantadilla, Hoz y Dombergón, y otra para la zona del barrio de Llantada”.

Con estas obras, por tanto, “se va a conseguir equilibrar las presiones de la red, reduciéndola en aquellas zonas en las que actualmente es más elevada, y permitiendo de este modo aumentarla en aquellas zonas en la que la presión actualmente es más baja, caso de las zonas más altas y alejadas de la pedanía, y que en determinados momentos sufren problemas de falta de presión, como es el caso de Helguera”, recalca el repsonable del área. Asimismo, “al existir menor presión en la red general, se consigue disminuir las probabilidades de aparición de fugas, la reducción de los caudales de agua perdida en caso de fuga, y un menor consumo de los abonados”.

Como obra complementaria a la instalación de la reductora de presión de Llantada, será necesario traspasar la acometida de la Urbanización ‘El Solar’, situada en el nº 101-A del barrio Llantada, actualmente abastecida desde la tubería de la red general de fundición de 150 milímetros, a la de la red de distribución de polietileno de 90 milímetro que discurre paralela, y que va a estar regulada por una de las válvulas reductoras de presión.

Asimismo, se procederá a la integración de las nuevas reductoras de presión y contadores sectoriales a instalar en el Sistema de Telecontrol del Servicio Municipal de Aguas, con el fin de poder registrar en tiempo real los datos de las presiones de regulación en las válvulas reductoras y los caudales registrados por los contadores.

Seguimos así, concluye el edil socialista, “dando pasos en nuestro compromiso con los ciudadanos y ciudadanas de nuestras Juntas Vecinales para ir mejorando las redes de abastecimiento y saneamiento existentes, así como construir nuevas infraestructuras allí donde aún no las hay”.