DESMANTELADA EN CASTRO UNA PLANTACIÓN DE MARIHUANA CON UN DETENIDO VECINO DE LA CIUDAD

ADEMÁS, SE INVESTIGA A OTRAS DOS PERSONAS DE VIZCAYA

1181

La Guardia Civil de Cantabria en dos operaciones contra el cultivo y tráfico de marihuana, ha procedido al desmantelamiento de sendas plantaciones tipo indoor perfectamente acondicionadas en el interior de un chalet de la localidad de Hinojedo y de una casa en el término municipal de Castro Urdiales, interviniendo 306 plantas y procediendo a la detención de dos hombres, uno de 44 años y vecino de Castro Urdiales y el otro de 62 años y vecino de Hinojedo, e investigado a otros dos, estos últimos vecinos de Vizcaya.

En lo que a la operación realizada en Castro se refiere, la investigación se puso en marcha durante el pasado mes de enero, cuando gracias a la colaboración ciudadana la Guardia Civil obtuvo información suficiente acerca de una posible plantación de marihuana.

Gracias a las pesquisas llevadas a cabo por los agentes, se pudo comprobar cómo un vecino se trasladaba de manera regular a una vivienda que se encontraba deshabitada y cercana a su morada, así como se detectó la presencia de otros dos individuos que no eran de la zona. Estas conductas, junto con otros indicios, hicieron sospechar a los agentes de la existencia de un hecho delictivo.

Por todo ello, se efectuó una entrada  y registro de la casa, y se detuvo a la persona de 44 años. En el inmueble se encontraron cinco pequeños invernaderos con 189 plantas de marihuana en distintas fases de crecimiento así como una instalación de sistemas de iluminación, riego, ventilación y humidificación para generar las condiciones idóneas para el crecimiento rápido de las plantas.

Asimismo, en días posteriores se logró identificar e instruir diligencias en calidad de investigados a los otros dos hombres, vecinos de Vizcaya, que acudían frecuentemente al lugar para llevar a cabo labores de cuidado y  vigilancia de la plantación.

En ambos casos, se les imputan a las cuatro personas un delito contra la salud pública y otro por defraudación de fluido eléctrico.

Las investigaciones se desarrollaron por efectivos de la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil, de los Equipos de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castro Urdiales, con el apoyo del Servicio de Información y de SEPRONA.