EL DIRECTOR DEL PARQUE DE BOMBEROS CUENTA LO VIVIDO AYER EN LOS INCENDIOS DEL CUETO Y PICO DE LA CRUZ

466

En los trabajos de extinción del fuego declarado ayer en el Monte Cueto actuaron conjuntamente el Servicio de Montes y los Bomberos de Castro Urdiales, estos últimos en labores de apoyo, “ya que el ámbito competencial así lo establece”, tal y como nos ha contado esta mañana en Castro Punto Radio el director del organismo de Bomberos, Diego Alonso, que ha dado detalles de los incendios que se declararon ayer en nuestro municipio.

“Nosotros nos encargamos de coordinar con el guarda para reabastecerles de agua, que en Cueto fue en dos ocasiones. En ese incendio nosotros nos limitamos a vigilar el avance de las llamas y que no se acercaran a edificaciones o a las instalaciones de repetidores de la cumbre”.

La dotación de los Bomberos ayer fue de cuatro personas, además del director, un cabo y dos bomberos.

El día que se vivió ayer en el municipio fue complicado, entre lo ocurrido en Cueto y el incendio forestal cerca del Pico de la Cruz de Otañes: “a las 13:35 horas recibimos la llamada sobre este fuego, llegamos al lugar y avisamos al Servicio de Montes. La zona era muy escarpada, con lo que ellos mismos tenían complicado llegar allí, así que se avisó al helicóptero regional del 112, que llegó poco antes de las 16 horas”.

En ese incendio había un peligro adicional, ya que se podrían deprender rocas que afectaran a la carretera autonómica de Otañes, con lo que la Guardia Civil estuvo en la zona para controlar el tráfico, si hubiera sido preciso.

Además, todo se complicó, ya que, cuando los bomberos municipales colaboraban en ese incendio, se recibió a las 14:45 horas el aviso del otro fuego, el del Monte Cueto.

Sobre la intencionalidad de los dos incendios de ayer, “no tenemos indicios, ni somos el servicio competente para afirmar que fueran intencionados, pero está claro que dos fuegos en sitios próximos, sí que puede suponer un indicio de intencionalidad”.

COLAPSO DE LA LÍNEA TELEFÓNICA DE LOS BOMBEROS

En estos sucesos de ayer, la gran cantidad de personas que llamaron a la base de los Bomberos interesándose o solicitando información llegaron a colapsar la línea telefónica de Emergencias, el 942 85 90 90.

Hacía un llamamiento Diego Alonso para que esa línea quedara lo más despejada posible, “ya que las llamadas se deben hacer siempre al 112. Si se usa la línea 942 85 90 90, si surge otra emergencia no podemos atenderla o perdemos un tiempo precioso. Con lo que ruego que se use siempre el 112”.

SITUACIÓN DEL PARQUE DE BOMBEROS ESTE VERANO

Tras la incorporación desde la bolsa de trabajo de cuatro bomberos, “se han cubierto las plazas del personal que se había marchado”, decía el director del cuerpo. “Con ello, y si no tenemos bajas, alcanzamos la dotación mínima para cubrir los cuadrantes del verano, es decir, un cabo y dos bomberos”.

Aclaraba Diego Alonso que se trata de “dotación mínima, ya que una ciudad de las características de Castro Urdiales, con los habitantes no empadronados que hay, debería tener otros dos bomberos como dotación mínima, pero esto no es fácil de conseguir. Lo que tenemos es lo que hay a nivel presupuestario, pero eso sí, con muy buenos profesionales”.