ELENA GARCÍA ESPERA QUE LA OCA ESTÉ EN FUNCIONAMIENTO ANTES DEL VERANO. EXPLICA EN QUÉ CONSISTEN LAS ONCE ALEGACIONES PRESENTADAS A LA NUEVA ORDENANZA

479

20170213_121635 IMG_0518

13 FEBRERO 2017 /

El pasado 1 de febrero terminó el plazo para presentar alegaciones a la nueva Ordenanza de la OCA y, como ha informado la concejala de Comunicación, Elena García, se han recibido 11, de las cuales 10 han llegado por el sistema oficial del Registro Municipal y son de una misma persona, y otra por correo electrónico, aunque también se va a tener en cuenta.

Con el fin de dar una respuesta formal y por escrito, la secretaria municipal está estudiando todas estas propuestas que, “en la mayoría de los casos tienen que ver con defectos de forma en cuanto a alguna corrección a realizar en la redacción del documento, para que se entienda mejor y no dé lugar a confusión”. Se trata, por ejemplo, “de una mención que se hace a un precio público cuando, en realidad es una tasa”.

Hay una alegación que tiene que ver con el fondo de la ordenanza y, en concreto, “considera que no están amparados por la legislación más colores que el blanco y el azul”. Se trata de “algo que ya se debatió y contestó en su momento, cuando se abrió el periodo de participación ciudadana, y nosotros seguimos sin ver el problema”. Y es que, si bien es cierto que “la normativa habla en el reglamento viario de que la señalización se realiza en blanco y cuando es zona de aparcamiento regulado en azul, no habla de que no se pueda hacer uso de otro tipo de señalizaciones. Simplemente no lo menciona y en muchas ciudades se hace así”.

Ha defendido la concejala que, “si se pinta con más colores, es para ayudar al ciudadano a entender que se aplica una norma diferente. Es algo que ayuda y lo que queremos es facilitar”.

El equipo de Gobierno pretende que la aprobación definitiva de esta nueva ordenanza vaya al Pleno de este mes de febrero para, después, proceder a exponerla al público y que entre en vigor. A partir de ahí, “o de forma paralela, hay que trabajar en la contratación del servicio”.

La edil espera que la OCA esté funcionando antes del verano “porque es cuando aparcar es más complicado”. Entiende que “todo el mundo se ha dado cuenta de que este servicio es necesario y hay que aprobarlo cuanto antes”.

COLOCACIÓN DE AVISADORES DE VELOCIDAD

Dentro del proyecto de ordenación del tráfico en algunas calles de Castro, recientemente se han colocado dos avisadores de velocidad en las calles Menéndez Pelayo y Silvestre Ochoa. De momento, no funcionan, a la espera de “cambiar el tipo de batería que se ha empleado y que, por lo que parece, no era la adecuada”.

El objetivo de estos sistemas es “trasladar al conductor la velocidad a la que va en ese momento porque, es cierto que, en algunas ocasiones, no te das cuenta de que vas más rápido que el límite establecido” y que, en esas calles, es de 40 kilómetros por hora.

Se trata de unos dispositivos a los que se les podría colocar una cámara y funcionar como radar sancionador, algo que, “de momento, no se contempla. Si vemos que el problema de velocidad es más grande y hay que poner otros medios, se estudiará”.

En la segunda imagen, el avisador de velocidad colocado en el Paseo Menéndez Pelayo.