PARA FAPA CANTABRIA EL PROTOCOLO DE VUELTA A LAS AULAS “DEJA MUCHOS CABOS SUELTOS Y NO SE HA DADO PARTICIPACIÓN A LAS FAMILIAS”

426

La presidenta de FAPA Cantabria (Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos), Leticia Cardenal, ha opinado en Castro Punto Radio sobre el protocolo de vuelta a las aulas en septiembre que ha confeccionado la Consejería de Educación.

Desde su punto de vista es un documento “difícil de llevar a cabo en algunos aspectos y que además, no cuenta con el consenso de toda la comunidad educativa”. Y es que, “ha habido de nuevo falta de participación de todos los sectores implicados. Consideramos que se debería haber convocado una mesa de trabajo en la que estuvieran representadas las familias, los profesores y el personal de administración y servicios y, entre todos, buscar la mejor solución para manejar una situación complicada como es esta vuelta a las aulas”.

Cardenal ha insistido en que “quedan muchos cabos sueltos que podrían haberse abordado si se hubieran tenido en cuenta las opiniones, preocupaciones y dudas de las familias”.

Entre otras cosas, “nos parece bien que se dote a los centros de más profesores para reducir la ratio de docente por alumno, pero nos preocupan las infraestructuras de muchos colegio e institutos que no dan para aumentar más las aulas y no tendrán sitio para hacer esos desdobles. Son cosas que hay que barajar porque, si ponemos profesorado pero la infraestructura es escasa, ¿qué hacemos?”.

En relación a la conformación de grupos de convivencia estables en Educación Infantil y Primaria para que los integrantes de cada grupo tengan relación entre sí pero no con otros alumnos, Cardenal ha señalado que “faltan detalles sobre cómo y quién va a confeccionar esos grupos, porque no queremos que estén marcados por ninguna circunstancia, sino que sean abiertos”. También afirma que “no sabemos cómo se van a realizar las entradas y salidas al centro para evitar que los estudiantes se mezclen entre ellos”.

Las actividades extraescolares y los servicios madrugadores, por otro lado, “son prioritarios en la escuela pública, sobre todo en un momento en el que muchas familias se han visto obligadas a reducir su jornada laboral durante el estado de alarma y ahora tienen que recuperarlo. Privar de esos servicios es un tema que consideramos que también debería de estudiarse bien”.

Por otro lado, la Consejería de Educación plantea tres escenarios de vuelta a las aulas en función de cómo evolucione la pandemia: un primer escenario de docencia presencial; un segundo con un método mixto y medidas más estrictas, menos alumnos en las aulas y una parte del alumnado que seguiría las clases en sus domicilios; y un tercer escenario no presencial.

Para FAPA “hace falta marcar bien la alternativa en caso de que las clases no puedan ser presenciales porque el método online que se siguió para finalizar el curso pasado ya no es válido. Ya no se puede improvisar y en necesario regular también este asunto. Entiendo que la Consejería tiene que trabajar también en ese escenario”.

Por lo demás, Cardenal lamenta que, en muchos casos, “se está cargando la responsabilidad una vez más en los equipos directivos, cuando son las administraciones públicas las responsables”. En concreto se ha referido a cuestiones cómo la dotación de material sanitario para los centros. “¿Qué pasa si un niño van sin mascarilla? ¿se le va a mandar para casa o el centro le va a dar una? ¿se va a tener que coger de los escasos recursos que tiene los centros?¿se les va a dotar de geles hidroalcohólicos suficientes o de jabón lava manos en los baños? ¿quién lo va a proporcionar?. Y es que, “hay AMPAS que nos han llamado y nos han dicho que al colegio se le va a proporcionar una cantidad económica para ello que no es suficiente y que la propia AMPA va a correr con el resto de coste para poner algunos más. No podemos permitir que unos centros tengan todas las medidas necesarias y otros no”.

Con todo, ha insistido en que “quedan cosas por definir y tenemos que tenerlo claro antes de empezar el colegio en septiembre”.