EL GOBIERNO APRUEBA EL FONDO DE COOPERACIÓN LOCAL PARA 2019. CASTRO RECIBIR, AL IGUAL QUE EL AÑO PASADO, 469.630 EUROS

63

24 ENERO 2019 /

El Gobierno de Cantabria ha aprobado hoy, en su reunión semanal, el Decreto que regula la distribución del Fondo de Cooperación Municipal de 2019, dotado con 15.202.024 euros que se reparte teniendo en cuenta la asignación fija a los municipios de más de 20.000 habitantes y al Valle de Villaverde en atención a su condición de enclave y, al resto, la asignación variable según tramos de población y territorio.

En el caso de Castro, le corresponden 469.630,02 euros. Los municipios con más asignación son, por este orden, Santander con 1.152.728 euros; Torrelavega, 691.636 euros, junto a Castro Urdiales, Camargo y Piélagos, que reciben la misma cantidad.

El Fondo de 2019, tal y como establecen los Presupuestos de la Comunidad Autónoma, mantiene invariable la cantidad de 2016, recuperada tras la supresión entre 2013 y 2015.

Además, el Gobierno de Cantabria mantiene su compromiso de garantizar el Fondo frente a eventuales cambios políticos que pudieran afectar a la autonomía financiera municipal.

Para ello, en 15 días aproximadamente, se someterá a información pública el anteproyecto de la Ley Reguladora del Fondo de Cooperación Municipal, que, no solo blindará esta importante partida, sino que garantizará la actualización anual de su importe, fijando una cuantía mínima como la actual y con las mismas características y sistema de reparto que ha alcanzado un consenso prácticamente unánime de todos los ayuntamientos.

Este Fondo se creó en 2006 con el propósito de contribuir al equilibrio financiero de los municipios de Cantabria y la realización interna del principio de solidaridad, de forma que la distribución anual del mismo respondiera a criterios previamente establecidos y consensuados con los ayuntamientos.

La recuperación en 2016 “fue fundamental para el mantenimiento de las competencias de la mayoría de los ayuntamientos y vital para los más pequeños”, según el Gobierno. Son cuantías que los municipios tienen libertad en cuanto a su destino, ya que, dichas aportaciones, tienen naturaleza de transferencias y pueden destinar dicha transferencia a financiar globalmente las actividades y servicios de los municipios de la Comunidad Autónoma.