EL GOBIERNO REGIONAL RECONOCE QUE EL TREN SANTANDER-BILBAO TARDARÁ 15 O 20 AÑOS

508

El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Francisco Martín, ha asegurado que el Gobierno de Cantabria quiere que el Ministerio de Fomento presente el estudio informativo para la mejora de la conexión ferroviaria Santander-Bilbao y que así “empiecen a correr los plazos” porque, ha dicho, este proyecto llevará “15 o 20 años” hasta su materialización.

Así lo ha señalado esta tarde en el Parlamento de Cantabria, en respuesta a una interpelación del PP sobre el incumplimiento por parte del Gobierno de una iniciativa parlamentaria aprobada por unanimidad en 2016 para firmar un convenio con la Universidad de Cantabria para realizar estudios sobre el tren Santander-Bilbao, y de una propuesta de resolución del último Debate de Orientación Política para que el propio Martín compareciese en la Cámara para presentar los estudios que tuviese el Gobierno sobre este proyecto.

Martín ha lamentado las críticas del diputado ‘popular’ Francisco Rodríguez Argüeso y ha reclamado a la Cámara tener una “voz única” en torno a este proyecto ferroviario porque no es sólo una necesidad sino “una cuestión de supervivencia” para la región y, por ello, hay que reivindicarlo ante Madrid y en lugar de estar “aquí tirándonos piedras a la cabeza los unos a los otros. Siento envidia de otras comunidades como Extremadura”, ha dicho en referencia a la unidad política en aquella región respecto a las reclamaciones de mejora de su conexión ferroviaria.

Martín ha señalado que ya hay un estudio para el tren Santander-Bilbao desde 2010 pero que estima la inversión en unos 3.800 millones de euros y “quizá por eso todos los gobiernos lo mantienen metido en un cajón” pero, frente a ello, Cantabria seguirá reivindicando la mejora de esa línea con un trayecto que dure 40 minutos, que sea mixto para pasajeros y mercancías y con paradas en Laredo y Castro Urdiales, propuesta que cuenta ya con el apoyo del Gobierno Vasco que lo ha incluido en su planificación.