UN GRUPO DE ALUMNOS DEL ATAÚLFO ARGENTA PONE EN MARCHA, CON LA AYUDA DE LOS SCOUTS CERREDO, UNA RECOGIDA DE ALIMENTOS Y PRODUCTOS DE HIGIENE

708

Un grupo de estudiantes de 3º de ESO del IES Ataúlfo Argenta ha puesto en marcha una iniciativa solidaria a la que una de las alumnas, Rosmary Contreras, ha involucrado al Grupo Scouts Cerredo del que forma parte.

Con ella hemos hablado en Castro Punto Radio y ha detallado que “estamos recogiendo alimentos de primera necesidad y productos de higiene básica para hacérselos llegar a familias que lo necesiten”. Por el momento “hemos llenado un carro y medio de alimentos y otro de productos de higiene”. Los interesados en participar en la iniciativa tienen hasta el 4 de marzo para colaborar entregando sus donaciones en el instituto.

Además, el 7 de marzo habrá en el parque Amestoy una carrera solidaria “con la que queremos visibilizar la situación por la que están atravesando muchas familias”. Ese día se podrán donar también productos y “todo se entregará a las asociaciones Una Más Uno y Cruz Roja”. Cualquier colaboración “se agradece mucho”, pero lo más necesario son “cosas para los más pequeños como potitos, toallitas o pañales”.

Alberto Montes, uno de los monitores del Grupos Scout Cerredo ha explicado que “este tipo de iniciativa son las que forman parte de la idiosincrasia de colectivos de este tipo. En cuanto Rosmary nos trasladó la idea nos pusimos a trabajar para ayudar en la elaboración del guion de un vídeo que se ha hecho para fomentar la iniciativa a través de nuestras redes sociales”.

Scouts Cerredo cuenta a día de hoy con 90 miembros. “Las secciones de 8 a 14 años están llenas, pero tenemos huecos en la franja de 14 a 16”. Ha aprovechado para “hacer un llamamiento a eso jóvenes porque ésta es una experiencia muy interesante”.

El grupo cuenta para su actividad “con un local que nos ha cedido la Junta vecinal de Mioño, además del ofrecimiento del Ayuntamiento para contar, algunos domingos, con el Pabellón de Actividades Náuticas”. Sin embargo, “somos 90 y con las restricciones de la pandemia, se nos hace complicado funcionar en Mioño. En algunas ocasiones, aunque el tiempo no ha acompañado, hemos tenido que hacer actividades en la calle. Somos conscientes de que el Consistorio está falto de locales, pero no está de más pedir unas instalaciones más acordes”.