UN GRUPO DE MADRES CREA UN PERFIL DE FACEBOOK SOBRE LA FALTA DE PEDIATRAS EN CASTRO QUE HA SUPERADO YA LOS 1.000 SEGUIDORES

QUIEREN ORGANIZAR UNA REUNIÓN CON LOS CIUDADANOS, RECOGER FIRMAS Y CONVOCAR UNA MANIFESTACIÓN

1058

Hacia mediados del pasado mes de septiembre se ponía en marcha un perfil de Facebook con el nombre ‘Pediatras en Castro Urdiales’, que administran cuatro madres preocupadas por la escasez de profesionales de esta especialidad en el municipio. Fue a comienzos de octubre cuando el grupo empezó a tener una actividad más continuada y, desde entonces, ha sumado más de 1.000 seguidores. Hoy hemos hablado en Castro Punto Radio con Miren Oromendía y Cristina Alférez, dos de las cuatro administradoras de este perfil.

Esta iniciativa la comenzó Miren en su momento, tras hacer dos publicaciones en su propio perfil de Facebook en las que “contaba dos experiencias vividas en primera personas en el Centro de Salud. Vi que la gente compartía mucho y, hablando con amigos y conocidos, llegué a la conclusión de que había que hacer algo y decidí crear este grupo de ‘Pediatras en Castro Urdiales’ al que, poco a poco, se ha ido sumando gente. En los últimos 15 días ha pegado un empujón, lo que no sé si habrá coincido con el hecho de que empiezan el frio y los catarros y todos acudimos más al pediatra. Nos encontramos con que no hay citas, las agendas están cerradas y la única opción que se nos da es acudir a urgencias. Es todo muy desesperante y, fundamentalmente, la sensación de abandono e inseguridad”.

El enlace de change.org es el siguiente:

https://www.change.org/p/servicio-cantabro-de-salud-servicio-de-pediatria-digno-en-castro-urdiales?recruiter=1018000133&utm_source=share_petition&utm_medium=abi_gmail&utm_campaign=address_book&utm_term=petition_dashboard&recruited_by_id=acba9a20-0470-11ea-86e5-213e41f2a3a3&fbclid=IwAR0_Lb_Vu1gm02XK72X4RqwTJVWOGo0lokG6E1NiE0UgMm2Os4YRE0ESp6I

El objetivo principal que persiguen “es darle voz a la gente para trasladar y compartir nuestro malestar y el miedo también. Al mismo tiempo, ponernos de acuerdo para iniciar actuaciones y ver si, al hacer más ruido, conseguimos que los responsables de este problema pongan una solución”. Han iniciado una recogida de firmas a través de la plataforma change.org, pero pretenden realizar otra física para que pueda participar el mayor número de ciudadanos posible. Al mismo tiempo, están trabajando en la convocatoria de una reunión, “que queremos cerrar en los próximos días y a la que podrá acudir todo el que quiera para poner propuestas en común sobre qué más pasos podemos dar”. También plantean la posibilidad de convocar una manifestación.

Mientras tanto, estas madres animan a todos los afectados por la falta de pediatras a que sigan poniendo reclamaciones en los centros sanitarios, aunque desde el Servicio Cántabro de Salud “han empezado a responderlas y esa respuesta en la misma en todos los casos: básicamente que son conscientes de la problemática que existe. Aluden a que es un problema a nivel nacional y que están trabajando en ello”. Por tanto, Miren y Cristina son conscientes de que poco se están consiguiendo por esta vía de momento pero “es importante que conste oficialmente que nos estamos quejando de la situación”.

Y es que, “si quieres pedir cita por Internet, no puedes hacerlo. Llamas al centro de salud y te dicen que tampoco se pueden dar cita y que acudas a urgencias. En tu casa te planteas si realmente la dolencia de tu hijo es una urgencia y, en la mayoría de los casos, no lo es pero se puede convertir si no se trata en el tiempo que corresponde. Por tanto, llegas al centro sanitario y te atiende quien esté. Si tienes la suerte de que hay pediatra en ese momento perfecto, pero es una atención muy rápida, de cinco minutos escasos, y no podemos estar en estas tesituras. Casi no te da tiempo a explicar lo que tiene tu hijo”.

Se ponen en el lugar de los profesionales “y tienen que llevar una situación de estrés total porque tienen una carga de trabajo terrible. Tiene que haber una solución por parte de quienes son responsables”.

A día de hoy, el centro de salud de Cotolino cuenta con un pediatra y otro que se comparte con Laredo y que viene al municipio dos días a la semana. En La Barrera hay un médico de familia con amplia experiencia en pediatría. “Nos da miedo que los pocos que tenemos, que son básicamente nada, se acaben yendo porque es complicado aguantar esta situación. Además de la carga de trabajo, tienen poquísimo tiempo para atender a cada paciente y esto puede derivar en diagnósticos equivocados o que el seguimiento de un niño no se haga correctamente. Estamos hablando de una cuestión de salud”.

Como han explicado estas madres, “el contrato de la médico que se encarga de pediatría en La Barrera parece ser que se acaba el 30 de noviembre y no se sabe si va a haber alguien que la sustituya o si la renovarán. Eso puede ocasionar que este centro sanitario se quede directamente sin pediatra”.

Ante la ausencia de profesionales especializados en los niños, “se derivan casos a médicos de familia, que tienen conocimientos en muchas patologías pero que no son pediatras. Muchas veces no eres ni consciente de que te están derivando a un médico de familia porque no te informan de este extremo. Tú pides cita y, cuando llegas, no sabes si es pediatra o médico de familia”.

Las administradoras de esta página de Facebook han podido comprobar que el problema se da a nivel nacional pero, entienden que ésa no es excusa para no poner todo el empeño en implantar soluciones. Sobre todo cuando, “como dijo ayer en Castro Punto Radio Oscar Pascual, miembro del Sindicato Médico, hay medidas que están negociadas y escritas pero que no se han aplicado”. Por ejemplo, “para intentar cubrir plazas en zonas como Castro, que son de difícil cobertura por estar en el extremos de la región. Si se ha acordado puntuar más la experiencia en esta zona con respecto a otras para la bolsa de trabajo o para la carrera profesional o incluso incentivos económicos, ¿por qué no se aplica?”, se preguntan estas madres.