GUILLERMO RICO, ENTRENADOR DEL EQUIPO FEMENINO DEL CASTRO F.C. DE REGIONAL PREFERENTE, HOY EN “LA BARANDILLA”

EL TÉCNICO RELATA LAS CIRCUNSTANCIAS DE DISCRIMINACIÓN Y DESEQUILIBRIO EN LAS QUE SE DESARROLLA LA COMPETICIÓN

410

El equipo femenino del Castro F.C. que milita en la Regional Preferente cántabra, ha sido el gran protagonista de nuestra tertulia deportiva.

Su entrenador, Guillermo Rico, ha relatado las sorprendentes circunstancias en las que se desarrolla esta competición. Al margen del magnífico rendimiento de las jugadoras castreñas esta temporada, ocupando el segundo puesto de la clasificación, Rico señalaba las dificultades y la discriminación que el fútbol femenino padece sin que hasta el momento la Federación Cántabra de Fútbol haya hecho algo para evitarlas.

Para empezar, el Castro F.C. es el único club de la categoría que paga las fichas de sus jugadoras y, por tanto, dispensa a este equipo el mismo tratamiento que al conjunto masculino. En el resto de clubes, señalaba el técnico, ellas mismas tienen que pagarse sus fichas para poder jugar.
Por otro lado, se trata de un grupo de competición tan desequilibrado y con tantas diferencias entre los equipos, que se registran resultados escandalosos como un 35-0 que el Racing endosó a un rival. El entrenador rojillo destacaba que, si un rival se presenta con 7 jugadoras porque no dispone de más efectivos, el Castro saca menos futbolistas al campo. Y si en un partido van ganando por una diferencia de goles muy amplia, desde el banquillo ordena que no se metan más goles. “Tienen que saber lo que puede estar sintiendo el equipo contrario”, decía, porque no se debe humillar a un rival.

En este sentido, “La Barandilla” ha recordado que lo más sensato sería desglosar la categoría en varios grupos o subcategorías para evitar situaciones que, lejos de potenciar el fútbol femenino, lleva al abandono de jugadoras y la desaparición de clubes. Un desequilibrio, por cierto, que lleva décadas ocurriendo en las competiciones base.

El equipo castreño es el que, hasta la temporada pasada, existía bajo el nombre de Mioño y que por voluntad de las propias futbolistas ha pasado a formar parte de la disciplina rojilla. En cada encuentro de liga hay entre 15 y 16 jugadoras convocadas. “Son muy buenas y este año tenemos más”, señalaba Guillermo Rico.

Si no has podido escucharlo, esta noche tienes ocasión de hacerlo en la redifusión de nuestro programa a partir de las diez en el 88.2 FM, castropuntoradio.es y en la aplicación móvil de Castro Punto Radio.