IAGO HERRERÍN: “EL ATHLETIC SIEMPRE HA SIDO Y SERÁ MI EQUIPO”

EL GUARDAMETA CASTREÑO REGRESARÁ LA PRÓXIMA SEMANA A ARABIA SAUDÍ PARA REINCORPORARSE A SU EQUIPO TRAS RECUPERARSE DE SU LESIÓN

916

El próximo martes Iago Herrerín viajará a Arabia para reincorporarse a su equipo, el Al-Raed F.C. de la ciudad de Buraydah que compite en la liga profesional saudí, tras permanecer entre nosotros mes y medio recuperándose de una lesión producida en un encuentro amistoso disputado en El Cairo.

Iago, que cumplía este pasado martes 34 años, se ha mostrado en Castro Punto Radio muy animado y con muchísimas ganas de volver a la competición. “Por suerte no he sufrido muchas lesiones en mi carrera. Son cosas del fútbol”, comentaba.

En un parón de la liga saudí, entre el 25 de noviembre y el 25 de diciembre y justo antes de reanudarse el campeonato, viajaron a Egipto para una pequeña pretemporada en El Cairo. En un encuentro amistoso disputado en un terreno de juego en malas condiciones, “metí el pie en un agujero y me afectó el gemelo, el tendón de Aquiles y parecía que algo más”. Envió las imágenes a los doctores del Athletic y en muy pocos días se presentó aquí.  “Siempre ha abierto sus puertas para ayudarme”, señalaba en relación al club bilbaíno. Por suerte no hubo que pasar por quirófano y ha evolucionado más rápido de lo que pensaba.

El Al-Raed le puso todas las facilidades para venir a España a recuperarse con sus médicos de siempre. Un club al que se unió el pasado verano (por dos temporadas con opción a una más) tras decidir que necesitaba un cambio en su vida. “El Athletic siempre ha sido y será mi equipo. Pero creía que mi etapa allí había acabado. Quería algo nuevo y diferente. Había ofertas en Europa pero no me acababan de convencer. Lo que más me podía apetecer era Inglaterra pero las cosas del Bréxit me lo complicaron. Había pensado también en Estados Unidos pero al final me decidí por Arabia y estoy muy feliz allí”. Una decisión en la que tuvo mucho que ver su entrenador, el español Pablo Machín con el que ya coincidió en el Numancia, y también la disposición del presidente del club árabe.

Así que a primeros de septiembre viajó a su nuevo destino, al que hay que adaptarse debido a las altas temperaturas que se registran. “Cogí el avión en Madrid con 18 o 19 grados y llegué a las 2 de la madrugada con 43 grados. Por las mañanas no se puede hacer nada. Se entrena cuando baja el sol, con 32 o 33 grados”, nos contaba.

La liga de Arabia Saudí es la más potente de Asia y sus equipos han ganado la “champions” del continente en los últimos años. Su fútbol “está creciendo y abriéndose más al mundo. Conmigo su comportamiento es espectacular y ya les empiezo a gastar bromas” señalaba al hilo de su integración en el colectivo.

A nadie se le escapa que Iago Herrerín siempre será del Athletic Club de Bilbao. Ha jugado en otros equipos como el Numancia o el Leganés, pero el Athletic es su vida. Y todo desde que debutó el 23 de agosto de 2013 venciendo por 3-2 al Celta. Hablando de los entrenadores con los que ha trabajado, el guardameta aseguraba que “el que más confianza me dio fue Ernesto Valverde en mi primer año en Primera. Aprendí muchísimo con él”. Lugo hubo otros técnicos como Ziganda, Berizzo y Garitano que también confiaron en él, sobre todo para defender la portería rojiblanca en la Copa del Rey y en la Europa League.

La pasada semana, cuando el club bilbaíno eliminó al F.C. Barcelona en los octavos de final de la Copa, Iago publicó en su cuenta de Twiter mensajes de alegría y reconocimiento al equipo en general y al capitán, Iker Muniain, en particular. “Sé lo que se siente cuando las cosas van bien o cuando van mal. Me duelen mucho las críticas a Muni y al equipo. Son mis amigos y mi familia, y no me gusta que se metan con mi familia”, confesaba.

Y para el actual técnico, Marcelino García Toral, solo ha tenido buenas palabras. “Es una persona espectacular. Desde el momento que llegó me trató como alguien importante en el vestuario, aunque yo ya había dicho que no quería seguir. Ha inculcado un sentimiento y un estilo de ver el fútbol que está dando sus resultados. Mantengo el contacto porque cuando una persona te ayuda para lo bueno y para lo malo hay que estar con él”.

También hemos tenido ocasión de hablar sobre la evolución que está experimentando el Fútbol, que tiende a ser más físico, rápido, ofensivo y vertical. “Ahora al portero se le exigen otras cosas. El fútbol ha cambiado para hacer las cosas más difíciles al guardameta”. A los reflejos y la agilidad se suma un manejo de los pies a la altura de un jugador de campo. Esa faceta siempre ha caracterizado a Iago, que incluso en alguna ocasión ha dado pases de gol, aunque para algunos no parecía suficiente. “He tenido que escuchar que juego muy mal con los pies”, recordaba.

El Al-Raed se sitúa en mitad de la tabla y está jugando bastante bien frente a clubes que tienen un poder económico enorme. Allí están deseando que vuelva, “y yo más”, aseguraba. Pero ya queda menos; “la semana que viene voy, haré rehabilitación, estaré con el fisio y el entrenador de porteros y espero estar para jugar lo antes posible”.

Para finalizar, le hemos pedido un pronóstico sobre los cuartos de final de la Copa del Rey, en los que el Athletic recibirá al Real Madrid. Iago espera “otra sorpresa, me encantaría. Jugando en San Mamés el equipo es mucho más fuerte. Está bien y con muchas ganas. En Arabia hay mucho madridista así que tendré que pelearme con alguno”, decía entre risas.