EL INCENDIO DE AYER DEL PICO DE LA CRUZ, EN OTAÑES, QUEMÓ EN TORNO A SEIS HECTÁREAS

NO SE PUEDE CERTIFICAR QUE HAYA SIDO INTENCIONADO, AUNQUE ALGÚN VECINO DE LOS CORRALES ESCUCHÓ UNAS PEQUEÑAS EXPLOSIONES SEGUIDAS DE HUMO

513

El incendio forestal que se produjo ayer en la zona del Pico de la Cruz, frente al barrio de Los Corrales, en Otañes, quemó unas 6 hectáreas, cinco de ellas de matorral y roca de la peña, y media hectárea de arbolado, sobre todo eucalipto.

Los datos los ha proporcionado a Castro Punto el alcalde de Otañes, Jorge Cuevas, que ha hablado con el Servicio de Montes, los cuales no pueden certificar que el fuego haya sido intencionado: “es muy difícil saberlo. Creen que puede haber sido un poco de todo. Barajan varias posibilidades. El incendio se originó cerca de la vía de Callejamala a Santullán, dicen que igual un cristal hizo lupa, o una persona que tiró un cigarro, y no descartan que alguien lo provocara, pero no tienen datos para certificarlo”.

Algunos testigos hablan de varios focos del incendio, pero “el guarda no lo puede asegurar, dice que se originó al lado de la vía, y con las temperaturas, el viento Sur y que el monte está muy seco y tiene mucha hojarasca, pudo ayudar a propagarlo”.

De todos modos, un vecino de Los Corrales asegura haber escuchado dos explosiones, seguidas de humo en zonas distintas, lo que puso en conocimiento de la Guardia Civil.

En cualquier caso, el presidente de la Junta Vecinal de Otañes ha querido agradecer el trabajo de las cuadrillas de Montes, “la que estaba en Sámano, subió rápidamente nada más saber la noticia. Hacen una gran labor, ellos estuvieron en la vía, ya que no podían acceder a la peña por el riesgo de desprendimientos, pero evitaron que el fuego bajara de la vía a las viviendas”.

“En total, trabajaron unas 10-12 personas, más dos motobombas y el helicóptero”, concluía Jorge Cuevas.

Imágenes de cómo ha quedado la zona, calcinada, tras el fuego de ayer: