JUANTXU BAZÁN CALIFICA DE “PASO MAGNÍFICO” LA REHABILITACIÓN DEL CARGADERO DE MINERAL DE DÍCIDO

ESPERA QUE EL PROYECTO SEA “RESPETUOSO CON LOS MATERIALES ORIGINALES Y QUE CONTEMPLE UN PLAN DE USOS Y OTRO DE MANTENIMIENTO”

309

Hoy hemos hablado en Castro Punto Radio con Juantxu Bazán, una de las personas que más se ha volcado, desde hace muchos años, en reivindicar la rehabilitación del cargadero de Mineral de Dícido, alertando de la posibilidad de que se viniera abajo si no se actuaba.

Tras conocerse que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha concedido al Ayuntamiento una subvención, con cargo al 1,5% cultural, para reparar este Bien de Interés Cultural, Bazán ha hablado de “paso magnífico” y espera que, “para 2021-2022 se convierta en lo que debió de ser siempre: un elemento patrimonial que podamos disfrutar los ciudadanos”.

Recordamos que el importe total de los trabajos es de casi 1,5 millones de euros, de los que el Ministerio aportará el 75% y el resto, a partes iguales, entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Cantabria.

Precisamente la Consejería de Cultura está trabajando para que en enero se pueda licitar la redacción del proyecto”. Bazán confía en que “sea un bueno proyecto, con memorias y planos completos, que sea respetuoso con los materiales originales, que contemple un plan de usos y en qué medida y condiciones se va a poder visitar y, muy importante, un plan de mantenimiento que sea viable porque, hay que pensar en el presente pero también en el futuro”.

Ha recordado cómo, hace dos años, “a instancias del Ayuntamiento y el Ministerio de Cultura, se solicitó un estudio sobre la situación del cargadero, que concluyo que es perfectamente rehabilitable. Los elementos secundarios están muy alterados, pero los principales, que sujetan la estructura, se sostienen como para decir que se puede reparar”. Ahora bien, “cuanto antes mejor y esa urgencia la ha visto también la Comisión Técnica que ha valorado los proyectos presentados a ese 1,5% cultural”. Confía Bazán en que “en el segundo semestre de 2021 podamos ver comenzada la obra”.

Por otra parte, ha recordado que “en 1991 se instó al Gobierno de Cantabria a declarar el cargadero como Bien de Interés Cultural, la máxima protección que puede tener un monumento. Se realizó un proyecto por parte de la Escuela Taller para tal fin y se consiguió la declaración en 1995. Sin embargo, no bastaba sólo con eso y había que apremiar a su rehabilitación”.

En este sentido, ha aludido que en el conocido como “Plan Zapatero nos las veíamos felices en 2009 y pensábamos que se iba a reparar, pero esa obra no pudo llevarse a cabo y sólo se actuó en el entorno”. Ha lamentado que “ha habido que luchar contra el negacionismo que ha estado incrustado en las administraciones, que decían que estaba tan dañado que no se podía reparar”. Gracias a ese estudio encargado hace dos años “se comprobó lo que muchos ya anticipábamos, que se podía reparar”.