LA ACTIVIDAD DE LOS TAXISTAS CASTREÑOS HA DESCENDIDO UN 95% DESDE EL INCIO DEL ESTADO DE ALARMA

LA PRESIDENTA DE TELETAXI RECUERDA QUE "TAMBIÉN SOMOS AUTÓNOMOS Y EL CESE DE NEGOCIO SIGNIFICA TENER QUE ENTREGAR LA LICENCIA"

397

El sector del taxi es uno de los que no han cesado su actividad desde el inicio del Estado de Alarma, aunque el volumen de trabajo ha descendido considerablemente durante estas semanas.

Oihana Arredondo es la presidenta de la Asociación Teletaxi de Castro. En declaraciones a Castro Punto Radio señala que el servicio continúa operativo para traslados en Castro y juntas vecinales, centros sanitarios o salidas a otros municipios. “Nosotros seguimos funcionando con normalidad aunque el trabajo ha disminuido en torno a un 95%”. Hay que tener en cuenta que los desplazamientos a aeropuertos o consultas médicas “prácticamente han desaparecido, como los servicios nocturnos de fin de semana”.

A día de hoy, el taxi se utiliza básicamente para hacer algún tipo de recado relacionado con farmacia entre personas mayores y algún caso por urgencia o por trabajo.

En las paradas habituales suelen estar algunos profesionales, aunque el grueso de la actividad se genera a través de llamadas telefónicas porque “tampoco hay mucha demanda”. Ese teléfono es el 942 86 29 28, y es atendido según el turno de guardias que han establecido los taxistas. Oihana Arredondo destacaba que “así estamos operativos todos los días y las noches, igual que antes”.

Las medidas de seguridad en estos vehículos se han implantado desde el principio, con mascarillas, guantes y geles desinfectantes. “Cada vez que monta un pasajero en el coche se desinfecta totalmente con un producto específico. A través del Ayuntamiento y de la Policía Municipal hemos utilizado la máquina de ozono y la Consejería de Transportes nos va a financiar unas mamparas de seguridad que estamos esperando”. Se trata de una estructura que separa al conductor del pasajero, no como las que conocemos sino de “quita y pon” pero que sirven como barrera de protección. El Ayuntamiento, por otro lado, también ha proporcionado mascarillas a los taxistas.

Sólo pueden trasladar una persona por viaje, excepto si se trata de menores o dependientes, en cuyo caso van en los asientos traseros, uno en cada esquina. Los clientes no están obligados a utilizar guantes y mascarilla pero “es aconsejable. La mayoría sí vienen con ello”, apuntaba la presidenta de Teletaxi.

El taxi vive esta crisis con el mismo temor e incertidumbre de tantos otros sectores. Los taxistas también son autónomos y, de cara a las ayudas, Oihana Arredondo asegura que “lo tenemos más difícil, porque un cese de negocio significa tener que entregar la licencia y eso es inviable”.

Nuestra invitada, que ha tenido un recuerdo para hosteleros y comerciantes, expresaba su preocupación “por el momento presente, que es muy duro, y la remontada, que será muy difícil”.