LA ASOCIACIÓN CÁNTABRA PRO SALUD MENTAL PONE EN MARCHA EN CASTRO UN PROGRAMA DE ACOMPAÑAMIENTO Y ATENCIÓN DOMICILIARIA

28 ENERO 2019 /

La Asociación Cántabra Pro Salud Mental (ASCASAM) ha puesto en marcha en Castro su Programa de Acompañamiento Integral y Atención Domiciliaria sobre el que han dado detalles en Castro Punto Radio Arancha Solana y Virginia Caballero, integrantes del colectivo.

Como han explicado, “va a permitir que, lunes, miércoles, jueves y viernes, siempre haya presencia de profesionales que puedan atender las demandas de los usuarios con una continuidad”. Y es que, “al menos, estamos hablando de este año”.

La puesta en marcha de esta iniciativa en nuestro municipio por parte de ASCASAM se apoya en “el conocimiento que tenemos de la realidad de Castro y que un volumen importante de las personas usuarias de los recursos con los que contamos en Colindres (Centro de Rehabilitación Psicosocial y el Programa de Promoción de la Autonomía Personal) provienen de Castro”.

Este colectivo tenía ya anteriormente “una muy buena relación” con el departamento de Asuntos Sociales, pero entendía que, “a veces, no llegábamos del todo a las necesidades de las personas”.

Ahora, “se ofrece un programa integral centrado en las casuísticas particulares de cada usuario, pero también apoyando a sus familias y al entorno social en el que debe participar”.

Desde ASCASAM concretan que “pretendemos, aparte de ayudar a las personas en sillas de ruedas, por ejemplo, a que tengan una cierta autonomía, prevenir todo lo que puede conllevar una enfermedad mental, como recaídas, ingresos hospitalarios o apoyo a la familia en los procesos en función de cada circunstancia. Lo primordial es que nos centramos en el contexto concreto de cada participante”.

El perfil de los usuarios de este tipo de programas, normalmente, “está adscrito a lo que se denomina trastorno mental grave. Una serie de patologías o enfermedades que, mantenidas en el tiempo, tratadas farmacológica y psicoterapéuticamente, se ve que en el día a día generan una serie de limitaciones y que necesitan de determinados apoyos para tener un funcionamiento adecuado”. Por ejemplo, “en un diagnóstico de esquizofrenia, la persona puede llevar conviviendo con la enfermedad años, pero la propia sintomatología negativa (apatía, desgana, falta de motivación…) hace que sea incapaz de tener un funcionamiento adecuado, tienda a aislares, a perder relaciones sociales y, a final, llegar a una situación de riesgo que puede ir en paralelo con la semiexclusión. La idea es tratar de evitar llegar ahí”.

Arancha y Virginia han destacado también “la importancia de intervenir precozmente en la población adolescente porque nos encontramos dos realidades: las consecuencias de determinados consumos de sustancias, que es un factor que puede predisponer a que debute un problema de salud mental; y luego nos encontramos con otro tipo de adicciones sin sustancia que tienen que ver con las nuevas tecnologías. Si lo pensamos, al final, la situación de riesgo es la misma porque son actividades que requieren de poca interacción con nuestro medio”.

ASCASAM trabajará también en coordinación con Asuntos Sociales “para que nos puedan derivar casos”. De todos modos, las personas interesadas en el servicio “pueden contactar con nosotros en el teléfono 618 61 37 95 o enviando un email a: trabajadorasocial@ascasam.org

Desde la asociación se van a editar unos folletos que se repartirán en los centros de salud de Castro, en la Unidad de Salud Mental del municipio y en el departamento de Asuntos Sociales. “En el momento que tengamos conocimiento de cualquier demanda, concertaremos una primera entrevista, que puede celebrarse en el local que tenemos ahora en Leonardo Rucabado número 9. En caso necesario, también podemos acercar los recursos a la persona y trasladarnos al domicilio o donde se nos indique”.