LA CALLE CONCHA ESPINA TENDRÁ “UNOS 7,5 METROS MÁS DE ANCHO CON DOBLE SENTIDO DE CIRCULACIÓN, ACERAS Y APARCAMIENTOS”

EL CONCEJAL DE URBANISMO DESTACA QUE "EN LA UNIDAD DE EJECUCIÓN 1.38 SE CONSTRUIRÁ UN EDIFICIO DE PLANTA BAJA MÁS CUATRO ALTURAS Y SERÁ EL PROMOTOR EL QUE SE ENCARGUE DE LAS OBRAS DE LA CALLE"

724

Como informábamos ayer, el Ayuntamiento de Castro ha aprobado inicialmente el proyecto de reparcelación de la Unidad de Ejecución 1.38 del Plan General de Ordenación Urbana, por el que se cederán al Ayuntamiento los terrenos necesarios para poder completar la calle Concha Espina y parte de la acera de Leonardo Rucabado, completando la trama urbana de toda esta zona.

El concejal de Obras y Urbanismo, Alejandro Fernández, ha destacado en Castro Punto Radio que esta tramitación “va a permitir contar con una calle, la Concha Espina, de dos sentidos de circulación, con dos aceras y aparcamientos a ambos lados”. Ha dejado claro que, sin coste alguno para el Ayuntamiento porque “el promotor es el que cede los terrenos necesarios para esa ampliación y se encarga de toda la obra de urbanización”. Además, “hay un 15% de aprovechamiento urbanístico que se monetariza y que tendrá que ingresar al Consistorio”.

Según el concejal, “todo son cosas positivas y se consigue finalizar una calle que conecta las dos arterias principales de circulación de la ciudad, que son Leonardo Rucabado y Menéndez Pelayo. Será una calle que ganará unos 7,5 metros de ancho en toda su largura”.

En la Unidad de Ejecución, en la que ya se ha derribado el chalet que había antes, “irá un edificio de planta baja más cuatro alturas”.

Ahora se ha dado el primer paso, que es la aprobación inicial del proyecto de reparcelación. Teniendo en cuenta la tramitación que queda por delante, Fernández calcula que “las obras en la calle puedan comenzar a principios de 2023”.