LOS TRABAJADORES DEL CASTROBÚS RETOMAN ESTE JUEVES LA HUELGA TRAS NO AVANZAR LOS COMPROMISO ADQUIRIDOS POR LA EMPRESA

764

Se reunieron a finales de julio con la alcaldesa y una representación de la empresa adjudicataria del servicio. En aquel encuentro Bus Castro S.L adquirió una serie de compromisos “que no ha cumplido y, por tanto, retomamos la huelga que se había paralizado unos días a la espera de ver los avances en dichos compromisos”. Así lo ha señalado en Castro Punto Radio Amancio García, secretario de Organización del Sindicato Cántabro de Asalariados del Transporte (SCAT).

Según ha añadido, “la empresa nos propone atender a las reivindicaciones en cuanto al servicio Búho y pagarnos lo que recoge el convenio, y la noche del sábado al domingo como festivo pero, siempre y cuando suspendamos la huelga de manera definitiva. No estamos dispuestos a hacer eso porque lo del Búho es sólo una de las reivindicaciones. Después está todo lo que tiene que ver con la situación lamentable en la que se encuentran los autobuses, y que no aportan seguridad a los trabajadores ni tampoco a los usuarios. La negociación tiene que seguir su proceso”. Y es que, entre otras cosas, “se pidió que se repararan los aires acondicionados. Se cargaron dos pero las tuberías están en muy mal estado y no dura ni tres días. Además de que sólo dan aire a la zona de pasajeros, no al conductor”.

Ayer estaban convocados en la Inspección de Trabajo los propios trabajadores y la empresa adjudicataria. “Sabiendo que esta reunión se iba a celebrar, contrataron una empresa externa para que el viernes hiciera una medición de gases en un autobús. Lo hicieron en la calle Bilbao, en llano y con el vehículo al ralentí. Pasó la medición, pero claro, ese autobús, que normalmente hace viajes a las pedanías con cuestas y curvas, llevaba unas dos semanas usándose sólo en llano”. Tras reunirse ayer con Inspección de Trabajo,  esa medición se va a repetir y, en esta ocasión y como marca la normativa, estará presente el representante de los trabajadores. No sólo no se le avisó la vez anterior, sino que se aprovechó el día que estaba de libre”.

En la reunión de ayer en Inspección, “tras cinco minutos, la inspectora dijo a la empresa que ya había escuchado suficiente y que saliera, que quería quedarse sólo con nosotros. Registramos otro cuaderno con fotografías del estado de los autobuses y partes de incidencia, además de las 800 firmas que hemos recogido. Creo que vamos por buen camino”, ha señalado García.

Recordamos que la huelga consiste en parones de dos horas por la mañana (de 11:30 a 13:30) y dos horas por la tarde (de 20:00 a 22:00 horas) todos los jueves y viernes.