LA FEDERACIÓN CÁNTABRA AFIRMA QUE “NOSOTROS NI HEMOS CANCELADO NI NOS HEMOS NEGADO A AUTORIZAR EL TRIATLÓN DE CASTRO”

EL PRESIDENTE ASEGURA QUE "NO ERA UNA PRUEBA POPULAR PORQUE SE EXIGÍAN TODAS LAS CONDICIONES DE LAS FEDERADAS"

716

Tras conocer las opiniones del concejal de Deportes, Gorka Linaza, y del Club Triflavi sobre la suspensión a última hora del Triatlón Ciudad de Castro Urdiales, que se iba a celebrar el domingo, hoy se ha pronunciado en Castro Punto Radio el presidente de la Federación Cántabra, Carlos Cobo.

Tras afirmar que “lamentamos lo ocurrido, especialmente por los deportistas afectados”, ha señalado que “nosotros ni hemos cancelado ni nos hemos negado a autorizar la prueba. De hecho, desde el propio Triflavi afirman que fue el Ayuntamiento el que no la autorizó y también dicen que fue una decisión suya no cursar autorización a la Federación”.

Preguntado por el burofax remitido al Ayuntamiento y en el que advertían de que emprenderían acciones penales contra la persona que autorizara el triatlón, Cobo ha explicado una serie de extremos.

“Por mucho que lo dijeran desde el club, esto no es una prueba popular o no oficial. Observando la normativa y documentación que figuraba en la página web de los organizadores,  vemos que la cita deportiva contaba con las distancias federativas oficiales, establecía las categorías de edad del reglamento oficial, indicaba a los participantes que debían regirse por el reglamento oficial de la Federación Española, exigía a los deportistas licencia federativa en vigor o, en su caso, una de día; existía una clasificación y premiación por clubes como en las pruebas oficiales, se hablaba de oficiales y técnicos y, si es popular, no los hay; obligaba a cumplir las indicaciones de los jueces, que deben conocer el reglamento oficial de la Federación y los únicos que tienen esa certificación y capacidad en el territorio cántabro serían los jueces del comité oficial o que vengan de otras federaciones autonómicas”.

Ha insistido en que “esto no era una prueba popular, sino que cumple todas las condiciones de las federada, como lo ha sido en sus 31 ediciones hasta el momento”.

Con esto “decidimos actuar, ya que tenemos atribuidas unas funciones de carácter público. Vemos la normativa y emitimos información a través de registro al Ayuntamiento explicando que hay irregularidades porque es necesaria autorización de la Federación, que nunca nos hemos negado a dar”.

Cobo ha afirmado que “desde el lunes previo a la prueba estuvimos llamando al concejal de Deportes sin respuesta. Mandamos la documentación por Registro al Ayuntamiento el día 4 y el 5 un correo electrónico, sin respuesta. Es ahí cuando se remite el burofax, que no es una amenaza para nada, sino un aviso de que hay incumplimiento de la normativa”.

Ha insistido en que “no hemos sido responsables de la cancelación porque no tenemos esa potestad. Y el club no se pone en contacto con nosotros hasta el sábado por la noche”.

Para terminar, ha querido aclarar que “nosotros no hemos dicho que el club no tuviera permiso y seguros para la prueba. Lo que hemos dicho es que el permiso federativo de accidentes de los federados no cubre si pasa algo en una prueba no federada”.

Cobo ha añadido que “no queremos ir en contra de nadie ni tirar pruebas, sino que se cumpla lo marcado en normativa”.