LA GUARDIA CIVIL DETIENE A UN JOVEN DE CASTRO QUE, TRAS CONDUCIR DE FORMA TEMERARIA, AGREDIÓ A DOS AGENTES

EL DETENIDO CIRCULÓ EN MOTO A GRAN VELOCIDAD POR DIFERENTES CALLES Y DIO POSITIVO EN LAS PRUEBAS DE ALCOHOL Y DROGAS

803

La Guardia Civil de Cantabria ha procedido a la detención de un joven de 27 años de edad y vecino de Castro Urdiales, como presunto autor de los delitos de atentado a agentes de la autoridad y contra la seguridad vial.

El cuerpo armado amplía los detalles de este suceso del que ya informamos el pasado domingo de mano de la Policía Local.

A primera hora de la mañana del pasado día 14 de noviembre, una patrulla de la Guardia Civil de Castro, que se encontraba llevando a cabo labores de prevención de la seguridad ciudadana, observó a un ciclomotor circulando a gran velocidad, el cual tuvo que maniobrar bruscamente para no colisionar con el vehículo oficial.

Ante la peligrosidad del hecho, los agentes dieron el alto al conductor, quien aceleró su ciclomotor para circular sobre la acera y en dirección contraria.

Tras varios minutos poniendo en grave riesgo la vida de las personas que paseaban por la zona, el joven perdió el control del vehículo y colisionó con un turismo estacionado. Tras el accidente, intentó abandonar el lugar a la carrera.

La patrulla de la Guardia Civil logró dar alcance a esta persona, quien para evitar ser detenido agredió a uno de los agentes con el casco de moto que portaba.

Tras un forcejeo, en el cual, el ahora detenido agredió en diversas ocasiones a los agentes, fue detenido.

Posteriormente, la Policía Local de Castro llevó a cabo sobre el conductor del ciclomotor la correspondiente prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado positivo.

Así mismo, agentes del Destacamento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Laredo, llevaron a cabo la prueba indiciaria de drogas, que dio también positivo.

Por todos estos hechos, esta persona fue detenida como presunto autor de un delito de desobediencia y resistencia, un delito contra los agentes de la autoridad y tres delitos contra la seguridad vial (conducción temeraria, y alcoholemia y prueba de drogas positivas).