LA GUARDIA CIVIL ESCLARECE EL USO DE LOS DATOS DE LA TARJETA DE UN ANCIANO EN COMPRAS ONLINE POR MÁS DE 3.600 EUROS

SE ABREN DILIGENCIAS EN CALIDAD DE INVESTIGADOS A DOS HOMBRES DE CASTRO Y UNA MENOR

382

La Guardia Civil de Cantabria, en el marco de las investigaciones que realiza contra los ciberdelitos, procedía la semana pasada a la instruir de diligencias en calidad de investigados, a dos hombres vecinos de la localidad de Castro Urdiales y a una menor, como presuntos autores de un delito de estafa, al realizar compras en internet utilizando los datos de la tarjeta bancaria de un hombre de 77 años de edad.

A mediados del pasado mes de octubre se personó en dependencias de la Guardia Civil de Castro un hombre mayor acompañado de su cuidador, para denunciar que le habían realizado cargos por un valor superior a los 3.600 euros, haciendo uso de los datos de su tarjeta bancaria.

Durante la instrucción de las diligencias, se pudo saber que el denunciante, a principios de este año, ya había sido víctimas de cargos cercanos a los 900 euros por compras online utilizando igualmente los datos de su tarjeta.

De la investigación se hicieron cargo efectivos del Equipo @ y especialistas en delitos telemáticos de la Guardia Civil de Cantabria, obteniendo información que apuntaba a la mujer que cuidó a la víctima hasta febrero de este año, como la que pudo haber obtenido los datos de la tarjeta.

Igualmente se averiguó que, entre finales de mayo y primeros de octubre de este año, le habían realizado nuevos cargos, en esta ocasión por valor de más de 3.600 euros, llegando la entidad bancaria a bloquear la tarjeta por protocolo de seguridad debido a los movimientos observados.

Analizadas las compras online realizadas, se pudo averiguar que las personas que presuntamente habían realizado las mismas eran dos vecinos de Castro Urdiales y una menor, a los que finalmente se les instruyeron diligencias en calidad de investigados como presuntos autores de una estafa.

Los agentes no descartan que los datos de la tarjeta bancaria hubieran sido facilitados por la anterior cuidadora de este hombre a alguno de los ahora investigados.