LA GUARDIA CIVIL IMPARTE UNA CHARLA PARA PADRES Y MADRES SOBRE ‘MENORES Y VIDA DIGITAL’

TENDRÁ LUGAR ESTA TARDE, EN EL PABELLÓN DE ACTIVIDADES NÁUTICAS

529

El Pabellón de Actividades Náuticas acoge esta tarde a las 5, una charla que la Guardia Civil impartirá a padres y madres sobre ‘Menores y vida digital’. Una actividad que se enmarca dentro del Plan Director para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos y sus entornos.

Al respecto de este asunto hemos hablado en Castro Punto Radio con el teniente de la Guardia Civil, José Martín que, además, es el coordinador y responsable del Plan Director en Cantabria.

Como ha señalado, “nos estamos encontrando ahora con una situación insólita en cómo se desarrollan las relaciones sociales porque, desde siempre, nuestros mayores han controlado el espacio en que desarrollábamos nuestra vida (el pueblo, la urbanización, el barrio…) y ahora, con las redes sociales, tenemos unos nuevos espacios que, adema son muy atractivos, pero que son totalmente desconocidos para los padres y madres, que no saben las personas con las que se relacionan sus hijos en esas plataformas”.

Una de las características de los jóvenes, desde siempre, “es la búsqueda de espacios de libertad y autonomía, y las redes sociales se brindan a ello porque, en su mayoría, son terrenos en los que esa libertad se consigue por la falta de presencia de personas adultas controlando. Les reporta una sensación muy agradable de encontrar un grupo de referencia que se adapte a sus gustos y aficiones”. Eso, a los mayores, “nos crea esa sensación de impotencia porque, además, se puede acceder de forma controlada por parte de los padres que conozcan las cuentas de sus hijos, pero es muy sencillo crear un perfil paralelo que los progenitores desconocen y en el que las niñas y niños expresan su verdadera forma de ser, fuera de esa observación y esa capacidad de control”.

Para prevenir esto, “primero hay que conocer bien cuáles son los riesgos que corren los menores en estos espacios” y, con este fin, la charla de esta tarde trata de ser “una introducción que, después, los padres tendrán que reforzar y complementar para conocer más en profundidad todo lo que tiene que ver con el mundo digital”. Para ello, “les vamos a facilitar una serie de recursos donde pueden investigar, formarse y, sobre todo, construir una identidad digital por parte de los menores que sea coherente y que se intente parecer lo máximo posible a la que tienen en la vida real”.

Y es que, “las redes lo que permiten es que los menores, que están en un etapa complicada de autoafirmación y cambio de personalidad, creen unos perfiles digitales idealizados que están alejadas de los estándares de su vida convencional. Se trata de  que los padres, desde que sus hijos son pequeños, hagan una labor de acompañamiento, supervisión y formación de manera que, en el momento que tengan que darles la autonomía que se merezcan, tengan la máxima información y formación posible para entender las consecuencias de sus acciones en la vida digital”.

Como ha afirmado Martín, “el mayor riegos que corren los menores es las redes sociales es la sobreexposición y estar constantemente colgando contenido, lo que conlleva una pérdida de privacidad muy importante. Eso lo hacen por una necesidad de autoafirmarse frente a sus iguales y conseguir ‘me gustas’. Eso puede derivar después en conductas de acoso y ciberacoso porque, cuando estudiamos los motivos por los que se ciberacosa y cuáles son los métodos más empleados, vemos que los ataques contra la intimidad ocupan un lugar muy importante. Intimidad que ha sido revelada por las propias víctimas a través de sus publicaciones en las redes sociales”.

En este sentido, el teniente de la Guardia Civil ha explicado que “hay que saber diferenciar la información que es privada de la que es pública, lo que se puede y debe contar en redes sociales y cuáles son las consecuencias de publicar contenidos inadecuados”.

Desde la Guardia Civil se imparte charlas sobre todos estos asuntos en los centros educativos. Entre otras cosas, se les advierte de que “los contenidos en internet se vuelven virales muy fácilmente”. Sin embargo, “los menores no son conscientes, en muchos casos, de que compartir determinado contenido puede constituir un delito y que eso, además, supone un sufrimiento adicional para la víctima en caso de ciberacoso. Nosotros explicamos las consecuencias legales que tienen las acciones de los menores en la red, lo que pasa que, a pesar de saberlo, en muchos casos, prefieren hacer caso omiso a estas advertencias con tal de distribuir algo y que alguien le de esa recompensa que supone pulsar el botón de ‘me gusta’”.