LA PLAYA ARTIFICIAL DE OSTENDE RECIBE LA BANDERA AZUL

472

Once playas cántabras lucirán este año la ‘Bandera Azul’, los mismos arenales que contaron con esta distinción de calidad en 2018. Así, repiten las playas de La Arena y El Sable, en Arnuero; Ris y Trengandín en Noja; Berria en Santoña; y El Sable y Los Locos en Suances; El Sable de Merón en San Vicente de la Barquera; la playa de Comillas, en esta localidad; Cuberris, en Bareyo; y Ostende, en Castro Urdiales.

La Bandera Azul es un galardón a la calidad ambiental de playas y puertos que concede cada año la Fundación para la Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC).

Para su obtención deben cumplirse una serie de criterios revisados periódicamente correspondientes a cuatro áreas principales: calidad de las aguas de baño, información y educación ambiental, gestión ambiental y seguridad, así como servicios e instalaciones en la playa.

Por otra parte, la ADEAC mantiene también este año sus Centros Azules en Cantabria, que nuevamente son la Casa de la Naturaleza de Castro Uriales; el Molino de Santa Olaja y la Casa de las Mareas, en Arnuero; el Molino de las Aves de Noja; y el Centro de Interpretación de las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, en Santoña.

669 BANDERAS AZULES EN ESPAÑA

España ha obtenido un total de 669 ‘Banderas Azules’ (566 playas, 98 puertos deportivos y cinco en embarcaciones turísticas) que ondearán a partir de junio, lo que supone un descenso de 28 respecto al pasado año aunque se mantiene el liderazgo a nivel mundial. Más de 100 ‘Banderas Azules’ llevan luciendo en España diez o más años y siete playas españolas estrenan este verano su estandarte.