LA ASOCIACIÓN DE AUTÓNOMOS DE CANTABRIA EXPLICA LAS MODIFICACIONES INTRODUCIDAS EN LA AMPLIACIÓN DE LAS PRESTACIONES

336

El Gobierno de España ha acordado con las asociaciones de autónomos ampliar hasta el 31 de enero las ayudas para este colectivo y la prestación por cese de actividad, algo que “estábamos clamando porque la situación no sólo continúa mal, sino que el panorama se presenta muy desolador”, como ha señalado en Castro Punto Radio la presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Cantabria, Ana Cabrero.

Ha explicado que “se ha aprovechado, además,  para reajustar e incluir algunos supuestos que quedaban fuera de forma injusta. De esta manera, hay tres escenarios: la ampliación automática de esta prestación hasta el 31 de enero, la extensión para autónomos de temporada y el restablecimiento de un cese de actividad extraordinario para los que tengan que cerrar por decreto o queden fuera de las demás prestaciones. Del mismo modo, se ha recogido a los autónomos en tarifa plana y en pluriactividad”.

Todo ello, “con el compromiso ministerial de volver a sentarnos para negociar una nueva ampliación, viendo como están las cosas. Es una prestación viva y no se puede dejar atrás a los autónomos”.

En cualquier caso, Cabrero ha lamentado “que se hagan las cosas de forma atropellada”, en el sentido de que “se ha aguantado hasta el último día de septiembre o los primeros de octubre para extender las prestaciones y los ERTE, con unas negociaciones complicadas. Dejándolo todo para última hora, le cae todo esto encima a los asesores fiscales y jurídicos y a las mutuas. El desconcierto es tremendo y la gente se queda sin ingresos”.

No lo entiende, teniendo en cuenta que “ya desde agosto se veía cómo la pandemia iba a peor, con lo que aquí no hay sorpresa alguna. El Gobierno tendría que haber hecho las cosas de manera más eficiente”.

Al margen de este asunto, la presidenta de ATA Cantabria se ha referido a las negociaciones tendentes a que los autónomos coticen por los ingresos reales. “Lo que el Ministerio plantea como una reforma integral del RETA (Régimen de la Seguridad Social pata Autónomos) no es más que una adaptación de ciertos autónomos que cotizan en estimación directa y no de todos”. Cabrero ha explicado que “en España hay 3.250.000 autónomos, de los que 1.500.000 están en estimación directa y, de ellos, 700.000 tienen unos rendimiento netos de más de 25.000 euros. A ellos les subirían las cotizaciones y al resto no y no es justo. Eso no es una reforma integral del RETA”.

Ha dejado claro que “hay que bajárselo a mucha gente que no llega al Salario Mínimo y ya llegamos tarde. Pero no es el momento de que, para bajárselo a unos haya que subírselo a otros”.

Y es que “hay medio millón de autónomos en módulos que no declaran ingresos porque su rendimiento neto se fija en base a una Orden Ministerial cada año. Hay 200.000 colaboradores que no declaran ingreso y un millón de societarios y la Agencia Tributaria tampoco tiene esos rendimientos netos. Todos quedan fuera, entonces ¿qué estamos haciendo? No es un sistema justo. Estamos subiendo las cotizaciones a 700.000 autónomos. Penalizamos a los que tributan en estimación directa y, si yo fuera ellos, haría una huida hacia el impuesto de sociedades o los módulos si encajo”.