LA PRESIDENTA DE LA JUNTA DE ISLARES RECLAMA SOLUCIONES PARA EL EDIFICIO DE LA PLAZA Y EL ANTIGUO LANGOSTERO

DOLORES VÁZQUEZ ASEGURA QUE EL PRIMERO “NO SE PUEDE UTILIZAR PARA NADA” Y EL SEGUNDO “SOLO ATRAE LO PEOR DE LO PEOR”

828

Dolores Vázquez, presidenta de la Junta Vecinal Islares, ha manifestado hoy en castro Punto Radio que la demolición de las escaleras de la cala de La Cotonera es “algo que seguimos sin poder entender. Tirarlas para luego pedir a Costas hacerlas de nuevo. La gente está muy enfadada y dolida, pero no nos queda otra que acatar lo que el Ayuntamiento decida”.

La alcaldesa de Islares recalcaba que la zona se queda sin acceso, “pero la gente va a seguir yendo por zonas bastante peligrosas” que ya usaban cuando se perimetró con vallas y cintas. “Es una cala preciosa que atrae a muchas personas y buceadores”, añadía.

Al margen de este asunto, Vázquez establece dos prioridades para el pueblo. Por un lado el edificio de la plaza, propiedad del Ayuntamiento y construido hace poco más de una década, que “no se puede utilizar para nada. Se inunda y está lleno de humedades”.

A principios de legislatura, la alcaldesa de Castro propuso a las juntas vecinales “pensar en una obra para ejecutar en cada junta cada año”. Islares pidió aglutinar el presupuesto de los 4 años para rehabilitar este inmueble. “La última vez que hablé con ella me dijo que el proyecto estaba muy avanzado, que el arquitecto municipal estaba trabajando en ello y que la previsión era abrirlo antes de que finalizara 2021”.

Y por otro lado, el antiguo Langostero (en la imagen) “es un gran problema. Ese edificio ahí, en una zona tan bonita… Tener ese mamotreto que no sirve para nada excepto para atraer a lo peor de lo peor. Este y el de la plaza son prioritarios”, insistía.

“La única inversión que ha hecho el Ayuntamiento de Castro en Islares son los 18.000 euros del derribo de las escaleras de la Cotonera”. Se confiesa “dolida y ofendida” con el consistorio y cree que “solo un par de concejales se salvan”.

Repasando otras cuestiones del año recién finalizado, Dolores Vázquez destacaba haber conseguido que una empresa cántabra instale la banda ancha, iniciativa que agradecen al Gobierno de Cantabria. Así mismo mencionaba, entre otras cosas, la cubierta del parque infantil para la que se han talado tres plátanos “con todos los permisos” y el escudo heráldico de Islares, “un valor añadido” que recoge los símbolos más representativos del pueblo como la figura de San Martín, las olas del mar, la cabra y la encina.

La junta vecinal ha cerrado las cuentas de 2021 con balance positivo. El albergue turístico ya cuenta con su licencia de apertura. Si la pandemia lo permite, se pondrá en uso en Semana Santa, el próximo mes de abril.

Dolores Vázquez recordaba que “La Cotonera no tiene saneamiento” y expresaba el deseo de rehabilitar la ermita de San Roque de la mano del Gobierno de Cantabria.

En la imagen, fachada del edificio del antiguo Langostero.