LA SITUACIÓN DEL PACTO DE GOBIERNO REGIONAL Y LOS INFORMES TÉCNICOS SOBRE LA PARCELA DE LOLÍN, EN LA TERTULIA POLÍTICA DE CASTRO PUNTO RADIO

316

Tertulia política hoy en Castro Punto Radio en la que Alodia Blanco, Javier García-Oliva y Tomás Fernández han hablado de los últimos acontecimientos políticos a nivel regional con esa amenaza del PSOE de romper el pacto de Gobierno con el PRC y su decisión final de dar marcha atrás y mantener la coalición en el Ejecutivo regional.

García-Oliva es miembro de la Comisión Ejecutiva socialista que decidió ayer no romper, finalmente, el pacto. Ha defendido que “cuando se anunció que el PRC iba a votar que no a la investidura de Pedro Sánchez,  lo que dijo el PSOE regional fue que, desde nuestro punto de vista, eso iba en contra del pacto y que iba a tener consecuencias. Para nada dijimos que el pacto estuviera roto, aunque sí podía ser una de las consecuencias”.

La Comisión Ejecutiva “analizó ayer  los posibles escenarios que se planteaban después de reiterarse el no del PRC a la investidura y la conclusión a la que llegamos es que nuestro objetivo principal como partido de ámbito estatal se ha logrado, que era que España tuviera un Gobierno encabezado por Pedro Sánchez porque era lo que los ciudadanos habían decidido en las urnas. Tras esto, lo mejor para Cantabria, que no para el PSOE,  es que sigamos formando parte del Gobierno regional porque, de lo contrario, nos íbamos a encontrar con un Ejecutivo  debilitado que iba a necesitar del apoyo de otras fuerzas de la derecha y las políticas progresistas se iban a ver frenadas. Seguramente asistiríamos a la imposición de ciertas políticas que no creemos buenas para la región”.

Para García-Oliva el anuncio del PSOE de una posible ruptura del pacto, “no fue una amenaza, sino que era evidente que ese pacto estaba fundamentado en un acuerdo que decía que, a cambio del apoyo a la investidura de Sánchez, se establecían una serie de contraprestaciones. Si eso no se cumple, tiembla todo lo demás. Concretar esas consecuencias es lo que ayer estuvimos analizando en la Ejecutiva del partido”.

Alodia Blanco tiene claro que “el PSOE dijo textualmente que si el PRC no rectificaba en su voto negativo, significaba que se había roto el pacto. Creo que no hay lugar a ninguna interpretación”. Desde su punto de vista, “esa postura socialista no fue correcta y no se puede tratar de doblegar una postura cuando además habían cambiado las condiciones y Pedro Sánchez había modificado su posturas con respecto a lo que dijo en la campaña electoral en relación a acuerdos con Podemos y con los independentistas”.

Blanco cree, por el contrario, que el PRC ha tenido “una posición valiente y ha defendido aquello en lo que cree, sin cambios de opinión y siendo sensatos y prudentes. Sin embargo, Sánchez ha incumplido todo lo que dijo en campaña electoral”.

Ha añadido también, en alusión a la amenaza de ruptura de pacto del PSOE, que “cuando uno echa un órdago, tiene que estar dispuesto a perderlo todo”.

Por otro lado, se ha referido a las declaraciones de la Ministra Carmen Calvo en las que señalaba no entender que el PRC diga que no a Sánchez y siga pidiendo que se cumpla todo lo acordado para Cantabria. “El Congreso de los Diputados no es un mercadeo. Nuestra región se merece todas las inversiones que se pactaron”.

Tomas Fernández ha defendido que, tras la investidura de Sánchez, “no va a venir el diluvio y no se va a romper España”. Ha recordado cómo Miguel Ángel Revilla “dijo por todas las televisiones que era fundamental que se formara Gobierno en España y que no se repitieran las elecciones por tercera vez porque sería gravísimo. Ya me contará él cómo podemos evitar eso si no se pacta con los que estén dispuestos a pactar, dentro de la Constitución y la Ley”, ha dejado claro. Ha añadido que el PRC “podría haber sido responsable de que ahora estuviésemos anunciando unas terceras elecciones porque el voto podría haber sido decisivo, aunque finalmente no hacía falta para nada”.

En cuanto al pacto con ERC “hace falta leer entre líneas. Está bien claro que se va a cumplir la Constitución y, si se llega a un acuerdo, tiene que ser dentro de la Ley”.

ACUSACIONES DEL PRC A LA ALCALDESA Y SU RESPUESTA

Al margen de este asunto, se ha debatido sobre los informes en relación a la aprobación definitiva de la modificación del Plan General para cambiar, de industrial a comercial, la parcela en la que se ubica la fábrica de Lolín, de las acusaciones del PRC a la alcaldesa y de la respuesta de Susana Herrán.

Para Fernández, “hay que cumplir las leyes y este tema tiene un problema legal y no de intereses de la alcaldesa, ni de un partido ni de otro. Los concejales se arriesgan a que si votan a favor y resulta que es ilegal, acaben procesadoS”. Mantiene que los informes “no están nada claros” y que “lo único que sabemos es que es zona inundable y que incumple la Ley de Aguas y de Costas”.

En la misma línea, Blanco mantiene que “no se trata de trasladar a la opinión pública que hay un problema entre la alcaldesa y Jesús Gutiérrez (portavoz del PRC y responsable de Conservas Lolín) porque no es justo”. Cree que Susana Herrán “no ha cambiado de criterio porque, cuando se llevó a Pleno la aprobación inicial de la modificación del PGOU, el PSOE no votó a favor. Los problemas de ahora son los mismos que se evidenciaron en aquel momento y que llevaron a los socialistas a no apoyarlo”.

Considera que “hay que estudiar bien si todo es legal o no y no se puede jugar a echar la culpa a otras personas”. Al mismo tiempo, comparte las afirmaciones de la alcaldesa de que “la fábrica se puede trasladar a Vallegón sin necesidad esperar a que se apruebe la modificación del PGOU”.

Lo que sí ha pedido es que, “ya que  está en juego el puesto de trabajo de muchas familias, se sea especialmente diligente y se trate de que esos informes, para bien o para mal, lleguen lo antes posible para acabar con esta situación de indefinición”.

Para terminar, García-Oliva ha calificado de “chocante que el portavoz del PRC sea tan beligerante haciendo esas acusaciones en un tema que es de su negocio particular y un interese personal. Chirría muchísimo desde el punto de vista ético y estético y creo que este político debería dar un paso atrás porque no es presentable esta actitud, que da una imagen de tiempos pasados que Castro no se merece”.

Por otro lado, “es evidente que hay un problema de inundabilidad con los terrenos y las leyes de Aguas y Costas están claras. Hay que ser diligente, pero la legalidad es un valor sagrado que hay que preservar”.