LA UD SÁMANO RENOVARÁ AL GRUESO DE LA PLANTILLA, “QUE LLEVA DOS AÑOS MANTENIENDO LA CATEGORÍA MUY DIGNAMENTE”

ASÍ LO HA DICHO RUBÉN CARREÑO, QUE PASA DE SEGUNDO A PRIMER ENTRENADOR DEL EQUIPO POR CUESTIONES LABORALES DE RAMÓN CASTELO

251

Rubén Carreño será primer entrenador de la Unión Deportiva Sámano la próxima temporada. No obstante, no se trata de una cara nueva en el club porque ya formaba parte del cuerpo técnico. En concreto, era el segundo de Ramón Castelo que, debido a cuestiones laborales “tiene que dar un pequeño paso al lado que conlleva simplemente que nos intercambiamos los puestos. Yo seré primer entrenador y él segundo”.  Así lo ha señalado Carreño en declaraciones a Castro Punto Radio, explicando que, en la práctica, “no habrá cambios porque entre Ramón y yo nunca ha habido números y la coordinación entre nosotros va a seguir siendo como hasta ahora”.

Carreño es de Bilbao y vive allí. Ha sido jugador de fútbol buena parte de su vida, militando en equipos por distintas partes de España. “Pasados los años, decidí volver al País Vasco y firmé con el Laudio, que estaba en Tercera División y que entrenaba Ramón. Se consiguió el ascenso a Segunda B y en ese momento me ofreció echarle una mano a nivel técnico. Estuvimos ese año en Segunda B y después seguimos juntos en el Getxo hasta que nos salió la oportunidad de venir al Sámano”.

Un club que ha calificado de “atípico para todo y en todo, pero en sentido positivo”. Ha afirmado que “en todos sitios te encuentras con gente que vive por y para el club, pero como lo hacen en el Sámano no lo había visto nunca. Todos los integrantes tienen el mismo objetivo que es el de que el club siga creciendo y ayudar a los chavales del pueblo. Éste es uno de los motivos por los que nosotros seguimos en el equipo técnico”.

Ha insistido en que “estamos encantados no, lo siguiente. Con nuestras dificultades, pero rodeados de gente tan seria, profesional y agradable, que vive por y para el club; es una gozada poder formar parte de un colectivo como éste. Si sale una piedra en el camino, se sortea y resuelve entre todos. Es muy fácil realizar tu labor en un sitio así”.

Por lo demás, se trabaja ya en la planificación de la próxima temporada, con la incertidumbre aún de “si la competición empezará en octubre, si será antes o más tarde, si será una liga regular normal o habrá varios grupos, quién va a ascender…”.

En cualquier caso, “nosotros tenemos una cosa clara: si el grueso de la plantilla lleva dos años manteniendo la categoría de una manera muy digna, nuestra idea, y prácticamente ya está realizada, es renovar al grueso de los jugadores. Trataremos de traer a alguno más para dotar al equipo de un poco más de calidad en las partes donde entendemos que necesitamos reforzarnos, pero siempre que el jugador que vaya a venir comulgue un poco con la idea de lo que conlleva el Sámano”.

Por último, aunque con el confinamiento no ha podido venir a Castro y, por tanto, no ha visto el campo de Vallegón, “la gente que ha estado allí me dice que tiene un aspecto increíble. Al estar parado tiempo y alternando lluvias y sol, ha debido crecer la hierba bastante y el campo parece que está en perfectas condiciones, entendiendo eso como lo mejor posible que puede estar Vallegón con los problemas que tiene”.