LA UNIÓN DE CONSUMIDORES APORTA RECOMENDACIONES PARA QUIÉNES HAGAN POR INTERNET SUS COMPRAS NAVIDEÑAS

431

12369275_745642392235582_8978114869581572498_n

16 DICIEMBRE 2015 /

Muchos son los ciudadanos que han comenzado ya a realizar sus compras navideñas y cada vez es más frecuente acudir a Internet para adquirir los productos, una vía en la que, en ocasiones y sobre todo por estas fechas, se detectan ofertas sospechosas. Hay algunas fórmulas para procurar que este tipo de asuntos no nos afecten y sobre ellas ha hablado en Castro Punto Radio Francisco Bautista de la Unión de Consumidores de Cantabria.

Ha dejado claro que este método de compra tiene muchas ventajas pero también inconvenientes por lo que “hay que ver exactamente con qué grado de seguridad puedes fiarte de una serie de productos o empresas, teniendo en cuenta que la compra no es en persona y no ves el producto”.

Por tanto, “hay que asegurarse de si estamos en un sitio seguro o no y fijarse en el símbolo del candado y el método de pago para tomar una serie de precauciones. Y es que, además, “hay otra serie de problemas añadidos como es el hecho de que la entidad a la que estés comprando no sea de tu país o incluso de Europa y si hay un problema, vete a reclamar a una empresa de China, por ejemplo”. Por otra parte, está el tema del conflicto entre particulares si es que la compra es a una persona concreta y no a una empresa. “Cuando en realidad no tenemos una relación de consumo, sólo nos queda la vía judicial porque no hay reclamación de consumo posible”.

Sin entrar ya “a gente que es desaprensiva y está en Internet para liarla y estamos hablando de otros expedientes más graves que nos pueden llevar a temas delictivos”. En este sentido, Bautista ha recomendado tener mucho cuidad con la compra de medicamentos por Internet.

Por lo demás, ha pedido que en estas fechas se haga un consumo responsable “y no nos dejemos llevar. No se trata de fastidiar las fiestas, pero ese concepto de que para ser feliz hay que gastar deberíamos planteárnoslo un poco y adecuar las cosas a nuestro presupuesto y aprovecharnos de las ofertas sin dejarnos arrastrar por ellas”.

Para eso “hay que conocer nuestro entorno y que cuando veamos una oferta realmente lo sea porque conocemos el producto y nuestra necesidad. Estamos con consumos y los productos tienen que responder a una serie de características”. Es bueno, ha recordado, guardar los tickets, las publicidades y los resguardos.