LAS CONSULTAS PROGRAMADAS Y LAS ANALÍTICAS EN LOS CENTROS DE SALUD SE RETOMARÁN “POCO A POCO Y MANTENIENDO LAS RESTRICCIONES AL ACCESO”

LA NOVEDAD MÁS DESTACABLES ES QUE "LOS MÉDICOS DE ATENCIÓN PRIMARIA PODRÁN SOLICITAR PRUEBAS PCR PARA PACIENTES CON SOSPECHA DE COVID-19"

1127

Si todo marcha según lo previsto, Cantabria entrará el lunes en la Fase 1 de la desescalada. Esto supondrá cambios en los centros de salud de la región que “tendrán que ir, poco a poco, retomando las consultas programadas y las analíticas, aunque no va a ser algo rápido, sino muy gradual y continuarán las restricciones a la presencia física de pacientes, tal y como hasta ahora. Las consultas para nada se retomarán como antaño”.

Así de claro ha sido, en declaraciones a Castro Punto Radio, Oscar Ortiz, integrante del Sindicato Médico, después de la reunión que los representantes del personal sanitario han mantenido esta mañana con la responsable de Atención Primaria del Gobierno de Cantabria.

La asistencia de pacientes a los centros de salud “se realizará previa citación telefónica con un profesional sanitario, como hasta ahora; habrá restricciones al acceso de acompañantes, como hasta ahora; y se seguirá haciendo triaje en la puerta para diferenciar a pacientes con sospecha de Covid-19 del resto”.

Por tanto, “más o menos todo como hasta ahora, sin cambios bruscos”. Como novedad importante, “los médicos de Atención Primaria podrán solicitar, para pacientes con sospecha de Coronavirus, la prueba PCR, al igual que piden una placa o una analítica”. Esa prueba “se realizará, con cita del médico, en Santander, Torrelavega y Laredo, en tres lugares de los que se informará y sin bajarse del coche. A los casos graves y a los niños, el test se les realizará en los hospitales. En los casos de personas inmovilizadas, se acudirá a los domicilios”.

Al margen de este asunto, como sindicato médico, “hemos hecho hincapié en la reunión en la seguridad para los profesionales. Seguimos exigiendo EPIS homologadas y suficiente número de ellos. No queremos que se repita el índice de contagios que ha habido entre profesionales sanitarios si se produce un nuevo pico”.