LICITADAS LAS OBRAS DE RESTAURACIÓN DEL CARGADERO DE DÍCIDO, EN MIOÑO

235

El Ayuntamiento de Castro Urdiales ha licitado las obras de restauración y conservación integral del cargadero de Dícido por importe de 1.206.629 euros antes de impuestos, lo que asciende a 1.460.057 en total. El plazo de ejecución es de 32 meses.

Las ofertas se podrán presentar en el Registro electrónico de la Plataforma de Contratación del Sector Público hasta las 23:59 horas del día 7 de diciembre.

Tal y como indica el proyecto, “la corrosión en la estructura metálica es severa y se produce de manera generalizada sobre toda la estructura y de una manera más intensa en las partes bajas de la estructura, zona de salpicaduras, donde además se concentra y acumula el agua por un mal detalle constructivo del cordón inferior: cortavientos, cordón inferior, y en nudos inferiores de diagonales y montantes; que, en algunos casos, se han detectado oquedades en las secciones de algunos de los perfiles”.

El objetivo de la restauración del Cargadero de Dícido es su puesta en valor, manteniendo los valores técnicos y socioculturales del bien. Por ello se ha establecido un plan de restauración que tiene como objetivo recuperar la resistencia perdida por el cargadero como consecuencia de los daños de carácter durable que se han producido por el paso de los años.

Debido al avanzado estado de deterioro de la estructura metálica de la parte inferior (cordón inferior y tablero), se proyecta la sustitución de los perfiles y chapas por otros de igual geometría y acero de semejantes características, pues resulta imposible mantener los elementos existentes.

En el resto de la estructura metálica, por su mejor estado de conservación, se plantea la reparación puntual de los perfiles y chapas que presenten daños, aprovechando la soldabilidad del acero. Además, se tratarán los elementos existentes mediante chorreado de superficies con agua a presión y protección de la superficie mediante pintura de protección de acero.

Para permitir los nuevos usos planteados por el Gobierno de Cantabria, que implican el acceso peatonal de una parte de la estructura, se requiere establecer una serie de refuerzos en elementos puntuales. Se ha limitado el área accesible, minimizando el número y la magnitud de dichos refuerzos.

Para mejorar los accesos al cargadero, donde se han producido deslizamientos que obstruyen los túneles, se han planteado una serie de actuaciones para restaurar los daños que se han producido en los mismos, mediante su tratamiento superficial, y para prevenir nuevos deslizamientos en la ladera, mediante la técnica de soil nailing.