LOS AUTÓNOMOS PIDEN QUE SE SUSPENDA EL PAGO DE LA CUOTA DE MARZO PORQUE “ES ABSURDO PAGARLA PARA QUE DESPUÉS TE LA DEVUELVAN”

289

El pasado miércoles se publicaban en el Boletín Oficial del Estado las medidas extraordinarias anunciadas por el presidente Pedro Sánchez para paliar la crisis económica generada por el Coronavirus. Una dotación de 200.000 millones de euros que dejaban “en la cuneta” a los autónomos, como así denunciaban desde ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos).

Unos días después, el Gobierno rectificaba y anunciaba que podrían acogerse a la prestación del 70% de la base líquida de la cuota mensual de la Seguridad Social, no sólo los autónomos que cerraran sus negocios, sino también los que acreditaran pérdidas del 75% de su facturación habitual. Todo sin necesidad de declarar el cese de actividad. Además, si lo solicitaban, también se les anulaba la cuota de marzo, aunque tenían que adelantarla para que la devolviera después la Seguridad Social.

Los autónomos que tienen que acreditar esas pérdidas del 75% “tendrán que esperar a que acabe el mes y, por tanto, van a ver cargada esa cuota de marzo. Es absurdo que la tengas que pagar para que después te digan que tienes derecho a la prestación y que te la devuelvan. Es mejor no asfixiar al autónomo, dejarle la liquidez y suspender la cuota de marzo”. Ésta es la última petición que desde ATA se ha realizado al Gobierno de España, que aún no ha respondido.

Así lo ha señalado en Castro Punto Radio, Ana Cabrero, presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Cantabria. “En la primera parte del mes se trabajó de forma normal porque no había estado de alarma. Por tanto, habrá que ver cómo ha evolucionado el resto de marzo para acreditar esas pérdidas del 75%. Eso no se puede hacer hasta que acabe el mes, con lo que la cuota se va a cargar. No tiene sentido si después la van a devolver. Hay que tener los pies en el suelo y estar en la economía real y no ficticia”.

El plazo para solicitar la prestación extraordinaria es hasta el 14 a abril. “Sin embargo, ante la cercanía de la fecha en la que se hace efectivo el pago de la cuota (31 de marzo) puede haber errores formales en las solicitudes presentadas hasta ahora y que, por tanto, éstas sean denegadas. De producirse, si no se suspende la cuota, los autónomos la verán cargada en sus cuentas y generará la ruina de muchos de ellos”.

A todo esto “hay que añadir que, siguiendo las indicaciones sanitarias, los autónomos y colaboradores sociales están en situación de aislamiento, con negocios cerrados donde tienen la documentación, con movilidad limitada y muchos con teletrabajo. Además de la situación de operatividad limitada de las mutuas en estos momentos”.

Por otro lado, Cabrero ha valorado las medidas anunciadas por el Gobierno de Cantabria, con ayudas semanales a los autónomos y pymes que hayan cerrado sus negocios. “Cualquier ayuda ahora es importante porque se trata de aguantar la crisis y la liquidez es un bien preciado porque vamos a ir perdiéndola”.