LOS CONCEJALES DEBATEN SOBRE POSIBLES SOLUCIONES A LAS INUNDACIONES Y LA DELICADA SITUACIÓN DEL HOSPITAL DE LAREDO Y LA ATENCIÓN PRIMARIA EN CASTRO

836

Los concejales han debatido hoy en Castro Punto Radio sobre las inundaciones que se produjeron el pasado sábado en Castro y que afectaron, entre otros, al entorno del polideportivo Peru Zaballa, la N-634 a la altura de Vistalegre y que dejaron anegada la calle Santander.

Para el edil de Podemos, Alberto Martínez, “18 litros por metro cuadrado en tan poco tiempo hacen que no haya manera de evitar lo sucedido”, aunque entiende que “sí se puede intentar minimizar”. Ha mencionado que “la última obra que se realizó en la pasada legislatura parece que no ha funcionado como se esperaba” y ha recordado que “todavía hay dinero del canon del agua y con él hay que hacer algo para aportar soluciones”.

Rosa Palacio (Ciudadanos) ha hablado de “una consecuencia de varios efectos naturales porque, a la lluvia caída, se sumó que estaba subiendo la manera y que se fue la luz en varias ocasiones por la tormenta y el bombeo no recargaba”. Considera que “quizá se pueda tratar de minimizar los efectos”, pero ha recordado que “hacía tiempo que la calle Santander no se inundaba”.

También Ana Urrestarazu (PP) cree que “la cantidad de lluvia que cayó en poco tiempo no ofrece muchas posibilidades de solución”. Ha firmado que “se han hecho actuaciones en los puntos más recurrentes de inundaciones, pero son zonas con otros problemas añadidos de difícil solución”. Coincide con Palacio en que el sábado “se dio la tormenta perfecta para que pasara lo que pasó. Cuando eso sucede, creo que no hay ningún municipio preparado para absorber el agua con la rapidez que se requiere”. Pese a todo, ha añadido que “seguro que hay deficiencias que se pueden mejorar”.

En la misma línea, para Eduardo Amor, concejal de CastroVerde, “se dieron un cúmulo de circunstancias como mucha lluvia en muy poco tiempo, los cortes de luz y la pleamar”. Ha defendido que las obras realizadas en la pasada legislatura “han servido porque no se inunda la zona de la rotonda”. En la calle Santander “creo que el problema es más en superficie que de la red. Además, los imbornales se atascaron con el granizo y afectó a la recogida de agua”.

Ha recordado que “todo el casco histórico de Castro no tiene recogida de aguas pluviales. Todo va directamente al colector general que está junto a la dársena y de ahí se bombea a Ballena. Pero es que ahí llega también el agua de Cotolino, Mioño y otros puntos. Con todo, también hay problemas de evacuación”. Lo ideal, ha dicho, es que “el casco viejo vertiera directamente al mar, pero estamos hablando de una obra muy importante y ya sabemos lo que pasa cada vez que se excava en la zona, con aparición de restos antiguos y demás”.

Por otro lado, se ha referido a “la pelea que tienen la empresa de limpieza y la del agua sobre a quién le compete el mantenimiento de los imbornales. Por eso quedan muchas veces sin limpiar”.

Amor ha recordado también “el compromiso que adquirió el Gobierno de Cantabria en 2015 de hacer unas obras para solucionar el problema en la zona del Peru Zaballa sin que, hasta ahora, se haya visto un solo céntimo”. Sobre el entorno de Vistalegre “es una zona muy baja de la carretera y poco se puede hacer con el río ahí”.

También Pablo Antuñano (PSOE) ha hablado de “situación excepcional la del sábado”. Considera que las obras ejecutadas “han servido porque ya no se inunda con lluvias intensas, salvo que lo sean tanto como el sábado en tan poco tiempo”. Se ha referido también “al compromiso del Gobierno de actuar en la zona del Peru Zaballa” y ha señalado que “seguiremos reclamándolo”.

La concejala del PRC, Carla Urabayen, ha discrepado con algunos de los argumentos anteriores en el sentido de que “digan que fue inevitable. Yo estuve en un municipio de Vizcaya, cayó lo mismo y no se inundó nada. Tampoco he visto noticias al respecto en otros municipios, sólo en Castro”.

Ha defendido que “hay que destinar el dinero a solucionar problemas como éste y no a castillos en el aire”, además de “hacer una campaña de limpieza de los desaguadores”.

SITUACIÓN DEL HOSPITAL DE LAREDO

Al margen de este asunto, se ha abordado la delicada situación por la que atraviesa en Hospital de Laredo en cuanto a escasez de personal y especialistas y que ha derivado en varias concentraciones del personal y la convocatoria de una manifestación el día 28 de mayo.

Martínez ha lamentado que “el hospital sigue desmantelándose, en Castro aunque se nos declaró zona de preferencia sanitaria, tenemos pocas especialidades; y con todo parece que estamos abocados a ir a Valdecilla y sin tener transporte público para ello”.

Palacio ha dicho que “el hospital cubre una extensión muy grande de territorio y ya en 2019 se hablaba de necesidad de especialistas”. A todo esto se suma el hecho de que, “con la pandemia, la atención primaria en Castro se ha visto recortada y ahora se ve la importancia que tiene para desahogar al hospital, que se ha quedado en la retaguardia, provocando también el colapso de Valdecilla”. Ha señalado que “en centro como el Tres Mares de Reinosa creo que no hay problemas de este tipo y quizá una de la soluciones podría pasar por organizar los recursos, aunque, claro, no se puede trasladar a un médico del centro en el que tiene la plaza”.

Para Urrestarazu es “curioso ver que se incluye a Castro como zona preferente y que se hacen obras en el hospital de Laredo para ampliarlo, pero luego no se dota de personal”. Ha mencionado la “falta de previsión de la Consejería de Sanidad, con una nefasta gestión. Estamos llegando a un extremo que no se puede consentir”.

Amor ha defendido que “la pandemia ha hecho ver que la sanidad era un gigante con pies de barro. Hay problemas en el hospital que vienen de hace tiempo y la atención primaria en Castro es demencial. Hemos dado un paso atrás nunca visto”.

En este punto ha recordado como “de los últimos 15 años, la sanidad en Cantabria ha estado gestionada por el PSOE en 11 de ellos. Algo tendrán que hacer y decir. De momento, la receta que nos dan son parques infantiles y firmas de convenios para redactar proyectos de teatros”.

Urabayen no entiende “por qué Sanidad no corta el asunto con tiempo, por ejemplo, alcanzando convenio con empresas sanitarias privadas”. Ha defendido que “fórmulas hay, pero hacen falta ganas de trabajar y Sanidad creo que las ido perdiendo desde el primer momento”.

Considera “urgente solucionar el tema sanitario en Castro, con un problema enorme en la atención primaria”.

Por último Antuñano ha asegurado que el problema de falta de personal “se da a nivel nacional por no haber acompasado los ciclos de jubilaciones y la falta de personal a los estudiantes que iban terminando la universidad”.

Ha defendido que “la sanidad es un pilar básico y todos tenemos que luchar por ella sin reproches”.

En el siguiente enlace se puede escuchar o descargar el debate al completo: