LOS ESPECIALISTAS DECIDIRÁN SI LAS DERIVACIONES DE PACIENTES POR LOS MÉDICOS DE CABECERA SON URGENTES O NECESARIAS

EL SINDICATO MÉDICO CALIFICA LA MEDIDA DE “OSADA Y PELIGROSA” Y ENTIENDE QUE “EL ÚNICO OBJETIVO ES DISMINUIR LAS LISTAS DE ESPERA”

655

El proceso de derivación de pacientes desde la Atención Primaria a las especialidades de los hospitales va a cambiar en Cantabria. La Consejería de Sanidad ha extendido un programa informático que conecta a los médicos de cabecera con los facultativos especialistas, que serán los que decidan, en última instancia, si la derivación es necesaria, si debe ser urgente y si se precisan pruebas previas.

Hasta ahora, el paciente acudía al médico de Atención Primaria, que hacía un estudio sobre la dolencia que podía tener y, si lo consideraba oportuno, hacía un volante de derivación directa a un especialista, con carácter de urgencia o no. Esto está cambiando porque, a partir de ahora, serán  los propios especialistas de los hospitales los que filtren esa decisión del médico de cabecera y decidan si la consulta es urgente o no e incluso si en necesario que ese paciente sea derivado a la especialidad o no.

Al respecto de este asunto hemos hablado en Castro Punto Radio con Oscar Pascual, miembro del Sindicato Médico. Ha reconocido que “existe cierto malestar entre los médicos de los centros de salud”, aunque también ha dicho que este asunto “no nos pilla de nuevas porque ya hace años que el hospital trata de parar la marea de la presión asistencial y, sin consultarlo con nadie, de vez en cuando nos cae un folleto de cómo derivar al servicio ‘X’. No consiste, ni más ni menos, en que tan sólo van a aceptar a aquellos perros que son de color verde, pelo corto, con rabo retorcido y oreja corta. Si no son así los perros, no te los aceptan. Ahora lo que sucede es que dan un paso más en el que, ya no sólo te ponen los criterios de derivación, sino que también van a ir fiscalizando cada una de las derivaciones y te las pueden denegar, negando al paciente ser visto”.

El programa informático mediante el cual se hacen estas derivaciones “es independiente al que usamos habitualmente, lo que requiere un esfuerzos añadido por parte de los médicos de cabecera de tener que entrar en él para hacer seguimiento de todas esas peticiones que han realizado y si se las han devuelto o no. Si no, no te enteras. Con esto se puede extraviar más de una interconsulta y va a haber pacientes que se pierdan por el camino”.

Pascual insiste en que “es un absurdo” y defiende que “un médico de Atención Primaria es tan especialista como el que está en el hospital y, por tanto, no entendemos que se tengan que filtrar nuestras decisiones. Es un agravio, pero eso es lo de menos porque la intención de esta medida no es desacreditarnos a nosotros, sino disminuir las listas de espera, quitándose pacientes de encima”.

Según Pascual “no todos los médicos de los hospitales están a favor de esta medida, pero hay otros que ya la están implantando porque han visto en esto una oportunidad de reducir su carga de trabajo y lista de espera”. Ha señalado que “yo no me atrevería a tomar una decisión contraria a la que toma el médico de cabecera. Me parece tremendamente osado y peligroso que, sin ver a ese paciente, se le pueda negar una interconsulta. Yo no querría ese papel para mí porque entraña un riesgo notable”.

Este nuevo sistema “no está aún operando en el 100% de los centros de salud, pero es un hecho cierto y está instaurándose poco a poco, pese a que no se ha consensuado ni negociado con nadie”.