LOS JUEVEROS CONFÍAN EN EL COMPROMISO DEL EQUIPO DE GOBIERNO DE TRASLADARLES AL CENTRO Y “NO NOS IMPORTA ESPERAR UNOS MESES MÁS”

99

14 DICIEMBRE 2018 /

El Ayuntamiento comunicó a los Jueveros que el traslado del mercadillo a la explanada frente al polideportivo Pachi Torre se realizaría en el mes de septiembre. Posteriormente ese cambio de ubicación se postergó a final del año y, entonces, los mercaderes prefirieron hacerse a la idea de que acabarían 2018 en Cotolino y se trasladarían en enero.

A día de hoy, tampoco se sabe si eso será posible después de que el Ayuntamiento vaya a aceptar una de las alegaciones presentadas por Acuerdo Por Castro. En concreto, la que se refiere a la necesidad, recogida en la Ley de Comercio de Cantabria, de que las ordenanzas municipales de venta ambulante determinen lugares y periodos concretos en los que se desarrolle esta venta.

Como señalaba AxC, la actual redacción del artículo 4 de la ordenanza de Castro “no fija los lugares de celebración de los mercados periódicos, sino que deja la facultad de su determinación a la decisión del alcalde del municipio”.

Con todo, en el aire está la posibilidad de que este asunto tenga que comenzar desde el principio y volver a llevarse a pleno la aprobación inicial, lo que retrasaría el traslado del mercadillo. Serán los técnicos municipales los que aclaren este tema en la comisión informativa de Promoción Económica y Empleo que se celebra el lunes.

Mientras tanto, hemos hablado en Castro Punto Radio con el portavoz de los Jueveros, Miguel Ángel Pontón. Ha reconocido que “estamos esperando, con mucha inquietud, a ver qué va a pasar. Sabemos que ha habido alegaciones y que se ha complicado el proceso”. No obstante, siguen confiando en la palabra del equipo de Gobierno en cuanto a su intención de trasladar el mercadillo. “Por ahora, nos conformamos con ese compromiso y, aunque se retrase y sea para nosotros un problema, no nos importa esperar unos meses más”.

Ahora bien, están muy pendientes del asunto porque, “si se cambia de opinión y nos mantienen en Cotolino, hay muchos mercaderes que se van a ir de Castro. El principal requisito para renovar los puestos por parte de muchos de mis compañeros es precisamente el cambio de ubicación”, ha dicho Pontón.

Ha recordado que, antes de que se llevara el mercadillo a Cotolino, cuando aún estaba en La Barrera, “había 94 puestos, Ahora andaremos sobre los 35. Una cifra que seguirá bajando si no nos trasladan”.

Por otra parte, confiando en que podrán instalarse en la explanada frente al Pachi Torre, Pontón espera que “cuando estemos allí, se tomen medidas para erradicar los puestos ilegales porque, ahora mismo, hay casi tantos como legales, entre top manta y gente que se instala con su puesto sin tener concesión y, por tanto, sin pagar”.

No es un caso aislado de Castro sino que “se da en todos los Ayuntamientos en los que, en muchos casos, se es consentidor de esta situación”. Pontón ha dejado claro que “no quiero echar a nadie del mercado, sino que todos juguemos con las mismas cartas”.

En la imagen, lugar al que el equipo de Gobierno propone trasladar a los Jueveros.