LOS VECINOS DEL BARRIO DE LOS MARINEROS SE REÚNEN PARA BUSCAR SOLUCIONES ANTE EL ‘BOTELLÓN’

DENUNCIAN QUE "LLAMAMOS A LA POLICÍA LOCAL, Y NI SE PRESENTAN"

2264

La Asociación Cultural Barrio de los Marineros mantuvo en el día de ayer una reunión con los vecinos de la zona afectados por el ‘botellón’, una problemática que afecta al descanso y tranquilidad de muchos ciudadanos. La presidenta de la asociación, Leticia Mejías, ha dado más detalles en Castro Punto Radio.

Tras más de siete años recogiendo firmas entre los vecinos y presentando denuncias ante el Ayuntamiento, no se han adoptado soluciones.

En la cita de ayer, a la que acudieron numerosas residentes del barrio, “que mostraron su frustración ante este problema”, se establecieron varios objetivos. Principalmente, hacer llegar que “la Asociación no solo está para organizar fiestas, sino que también se preocupa por el estado del barrio y el bienestar de los vecinos”. El segundo objetivo será “garantizar una solución ante los multitudinarios ruidos y la falta de descanso en la celebración de una actividad que, no debemos olvidar, está prohibida”.

Mejías comentaba que “el mayor desconcierto es saber a quién le compete regular e impedir que esta situación se siga produciendo. Y exigir una solución a quién le corresponda. Todos los partidos políticos estaban al tanto de esta problemática, ya que desde esta asociación se les ha convocado en más de una ocasión para tratar el tema desde la pasada legislatura”.

Continuaba explicando que “no queríamos mezclar el Covid-19 con el botellón, pero sí es cierto que con este tema y el cierre de los bares e incluso el cierre completo del ocio nocturno, la gente sigue saliendo igualmente”.

Los vecinos del barrio mostraron su inquietud por la indiferencia de la Policía Local, “ante la cantidad de llamadas y quejas sin solución alguna. Llamamos a la policía y ni se presentan”.

Uno de los principales problemas que se crean son las discusiones y los insultos a los vecinos, “que, a la desesperada, se asoman por la ventana a decir que quieren descansar, y se encuentran con insultos, les tiran cosas a la ventana, destrozan el mobiliario….”. Mejías afirmaba “no tienen respeto por nada”.

En la reunión se barajó entre todos los vecinos posibles soluciones. Pretenden “hacer llegar todas las reclamaciones y quejas tanto a la Guardia Civil como a la Policía, incluso al Defensor del Pueblo, así como a Delegación del Gobierno”. Además, “hemos pedido asesoramiento jurídico a abogados para ver de qué manera nos pueden hacer caso, ya que no se hace cumplir la ley. Estamos desesperados”.

Leticia Mejías ha concluido transmitiendo que el problema no se encuentra solamente en el Barrio de los Marineros, sino en diferentes calles y zonas del municipio, “principalmente el entorno del Pedregal y La Atalaya”. Añadía que “es un problema enquistado durante años. Llega el invierno, se reduce mínimamente, y parece que la gente se olvida. Esto no puede ser, no podemos olvidar que está expresamente prohibido por la ley”.

Más imágenes de la reunión, ayer domingo, de los vecinos del barrio: