LOS VECINOS DE ISLARES SE QUEJAN DEL “CAOS TOTAL Y ABSOLUTO” EN LA PEDANÍA DONDE “IMPERA LA LEY DEL MÁS FUERTE”

POR SU PARTE, LA ASOCIACIÓN PUENTE RIOMAR, RECLAMA MÁS PRESENCIA POLICIAL Y MEDIDAS PARA “PALIAR EL IMPACTO NEGATIVO DEL BOTELLÓN EN EL MEDIO AMBIENTE”

627

Como ya hemos informado, cuatro asociaciones del municipio, representantes de juntas vecinales que disponen de playas, se han unido para reivindicar al Ayuntamiento medidas para poner fin  a los colapsos reiterados en los accesos y las consecuencias de la masificación de las zonas.

La Asociación para la Defensa del Entorno Originario de Dícido, la Asociación Vecinal Puente Riomar, la Movilización Vecinal Sonabia-Oriñón y la Movilización Vecinal de Islares han conformado el colectivo ‘Castro Urdiales y sus pedanías con playa’ y han registrado una serie de peticiones en el Ayuntamiento, la solicitud de audiencia con la alcaldesa y van a comenzar una recogida de firmas, de la que informarán en breve.

La portavoz de la Movilización Vecinal de Islares, Maika Bao, ha hablado en Castro Punto Radio de “caos total y absoluto”. Ha explicado que “en las playas del casco urbano se controlan los aforos y, cuando se llenan, la gente viene aquí, donde impera la ley del más fuerte. No hay ningún tipo de control ni las anunciadas patrullas ciudadanas”.

Ha defendido que “necesitamos que se delimiten los aparcamientos porque las aceras están tomadas, se estaciona en las dos entradas a la playa hasta arriba y cuando se llena, suben a la carretera general. Creemos que eso hay que controlarlo, además del problema con las furgonetas que acampan. Se instaló un gálibo para impedir el acceso de las autocaravanas, pero ese tipo de furgonetas sí pueden entrar”.

Bao ha insistido en que “no podemos tener ese tipo de aforos incontrolados en tiempos de coronavirus. La gente que vive en Islares no puede bajar a la playa y salir a pasear por la pedanía se ha hecho imposible”.

Es consciente de que “la Policía hace lo que puede, pero es que son tres y el del tambor”. Por eso ha pedido “una actuación clara, que se pongan multas a los que incumplan y que las patrullas ciudadanas funcionen”.

Entiende también necesario “poner OCA en los aledaños de Islares, gratis para los vecinos, pero que ayude a paliar el problema”.

Los habitantes de Islares “nos sentimos ciudadanos de tercera, aunque paguemos los mismos impuestos que los del centro”. Ha mencionado que “la recogida de basura no es diaria ni completa, sólo se desbrozan los terrenos municipales una vez al año y, en cuanto a los problemas de aforos y caos circulatorio, estamos en el mismo punto que el año pasado. No se ha solucionado nada”.

Esta vecina no ve “voluntad de cambiar nada, legislatura tras legislatura”.

En Castro Punto Radio hemos hablado también con Mónica González, integrante de la Asociación Puente Riomar. Ha afirmado que, “viendo que cada verano la llegada de turistas trae una serie de inconvenientes que hemos empezado a sufrir, y al hilo de los altercados de hace dos fines de semana en el centro con el consiguiente impacto de escasez de efectivos en las pedanías, nos hemos unido para solicitar al Ayuntamiento un urgente refuerzo de la presencia policial en el municipio. Entendemos que no es fácil y no será inmediato, pero si no trasmitimos esta preocupación no se abordará nunca”.

Por otro lado, “hemos planteado una serie de propuestas para tratar de paliar el impacto negativo que el turismo puede tener en el día a día de los ciudadanos y de los veraneantes, en especial en el medio ambiente que es algo que nos preocupa mucho”.

González ha enumerado algunas de esas medidas. “Poner más contenedores grandes de basura en las zonas donde, mal que nos pese, sabemos que se practica botellón e instalar baños en estos mismos sitios para que la gente no haga sus necesidades en la calle”.

También consideran una “buena idea, fundamentalmente en verano, que haya un bote de limpieza en el puerto que mantenga limpia de residuos la lámina del agua; y estudiar la posibilidad de, de laguna manera, poner un parapeto que impida que el viento arrastre la porquería al mar. Algo que se instale y se pueda quitar”.

Puente Riomar propone también “no permitir fumar en las playas porque, no todos los fumadores son tan irresponsables, pero muchos sí lo son y dejan las colillas tiradas”.

Todo ello “acompañado de alguna medida de concienciación, como poner señales en la calle que indiquen que está prohibido arrojar basura y las sanciones correspondientes. Estaría bien poner alguna multa de vez en cuando porque la voz se corre”.