LOS VETERINARIOS CREEN QUE LA NUEVA LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL “ES NECESARIA”, PERO “HAY MUCHOS ASPECTOS QUE PERFILAR, YA QUE SE ABORDAN DE MANERA SUPERFICIAL”

CONTEMPLA EL SACRIFICIO CERO, UN CURSO PARA TENER PERRO O LA PROHIBICIÓN DE COMERCIALIZAR ANIMALES DE COMPAÑÍA EN TIENDAS

323

La nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales que se está tramitando en las Cortes está dando mucho que hablar y generando opiniones para todos los gustos. En Castro Punto Radio hemos recabado la del colegio de Veterinarios de Cantabria. Su presidente, Juan José Sánchez ha señalado que “es una normativa necesaria para poner al día las sensibilidades ciudadanas”, pero ha añadido que “es un borrador muy inicial al que le queda un largo recorrido de debate desde el punto de vista técnico y jurídico”.

Desde el Colegio “estamos estudiando el documento para trabajar con la Dirección correspondiente, si es que el contacto se produce porque aún no se han dirigido a nosotros. Si no lo hacen, presentaremos alegaciones en el periodo oportuno porque hay varios aspectos que se tocan de manera muy superficial y ofrecen dudas sobre la interpretación en algunas material y la forma de llevar a cabo ciertas pretensiones”.

Por ejemplo “hay cuestiones como la identificación de los animales o la regulación de tratamientos veterinario que invaden competencias”.

Entre las novedades que incluye esta ley está la de que los ciudadanos deberán hacer un curso para poder tener perro; prohíbe utilizar animales en espectáculos públicos o actividades artísticas, turísticas o publicitarias, que les causen angustia, dolor o sufrimiento o someterlos a trabajos inadecuados o excesivos en tiempo o intensidad respecto a las características y estado de salud de los animales. “Hay mucho que perfilar en estos aspectos, que se abordan de forma superficial. Hay buena intención en el texto, pero falta trabajo y hay cosas que no quedan claras”. Por ejemplo, “como va a ser ese curso, quién lo imparte, qué se entiende por espectáculos que causen dolor o por trabajos de excesiva intensidad. En Cantabria hay caza, arrastre, carreras de caballos o ferias de ganado que no sabemos cómo se regularán o cómo se verán afectadas. Del mismo modo, tradición rural y ganadera que usa animales para los trabajos. No se sabe quién va a evaluar a cada uno de los animales y cada cuánto”.

Con respecto a la prohibición de comercialización de animales de compañía en tiendas, “habrá que ver el detalle, pero uno de los objetivos de esta Ley es eliminar el comercio con animales y potenciar la adopción. Quizá este tipo de establecimientos, que venden otro tipo de productos, podrían colaborar con las asociaciones de adopción”.

Entre otras cosas, se establece la prohibición del sacrificio de animales de compañía, exceptuando razones sanitarias o eutanásicas.