“ME SENTÍA SOLA COMO UN PERRO Y SI SEGUÍA TRES AÑOS MÁS CON EL PRC ME ENTRABA CÁNCER Y ME MORÍA”, AFIRMA LA ALCALDESA DE GURIEZO

MARÍA DOLORES RIVERO PERCIBIRÁ UN SALARIO DE 40.000 EUROS ANUALES Y EL RESTO DEL EQUIPO DE GOBIERNO COBRARÁ DIETAS

1122

La nueva alcaldesa de Guriezo, María Dolores Rivero, ha asegurado en declaraciones a Castro Punto Radio, que el PSOE, partido con el que se presentó a las elecciones municipales, “era conocedor desde hace mucho tiempo que el trato que estaba recibiendo de los compañeros del PRC en el Gobierno no era bueno y que lo estaba pasando muy mal”.

Es más, ha señalado que la dirección del PSOE “sabía que existía la posibilidad de que presentara una moción de censura porque no aguantaba más. El primer día que pise el Ayuntamiento tras conformarse el equipo de Gobierno, un lunes 17 de junio de 2019, ya me dijeron los regionalistas: ven, siéntate, escucha y quédate callada. Era una reunión para no renovar el contrato a la administrativa del Consultorio Médico. Como no tenía experiencia, no supe reaccionar”. Ha añadido que ha pasado todo este tiempo de legislatura “en mi despacho, con la puerta cerrada y sola como un perro. He estado dos meses con las muñecas rotas, sin poder escribir ni usar el ordenador y encerrada en mi despacho. Me bajé abajo para estar, al menos, viendo a los vecinos y me reñían por eso, diciéndome que tenía que permanecer arriba sola”.

Ha llegado a aseverar que “en una de las reuniones de partido, le dije al PSOE que si me obligaban a estar tres años más con el PRC y su alcalde, me entraba cáncer y me moría”. Según Rivero, “en mi partido me decían que había que tratar de solucionarlo y que a ver si lo conseguíamos de otra forma. Me he sentido mal, pasaba el tiempo e iba a peor sin arreglarse nada. Cada vez que pedía al socio de Gobierno algo de información, o no me la daba o me mentía”.

Pese a todo, Rivero ha asegurado que “el día de San Isidro le ofrecí al alcalde, Ángel Llano, empezar de cero y olvidar todo”, un ofrecimiento que, en base a los últimos acontecimientos y a la moción de censura, no obtuvo los frutos esperados.

Por ello, “llega un momento en el que tomo una decisión porque quiero trabajar alegre y no sentirme un perro. Lo medité bien y, sin contárselo a nadie, me puse en contacto con los partidos de la oposición para preguntarles si me ofrecían su apoyo para trabajar por el bien de Guriezo, que era a lo que yo había venido al Ayuntamiento. Decidieron apoyarme pero, si no hubiera sido así, yo me hubiera ido a la oposición o a mi casa. Lo que no quería era seguir con el PRC”.

Por el contrario, “llevo una horas con mis nuevos compañeros y me he encontrado muy a gusto. Un equipo se hace con confianza y cruce de información y, en este sentido, he aprendido más hoy en unas horas que en un año entero con los regionalistas”.

Lo que están haciendo ahora “es preparar el pleno extraordinario que, lo más seguro se celebrará el miércoles a las 9 de la mañana. En él se repartirán las concejalías”. De esta forma, ha adelantado que “Adolfo Izaguirre (PP) llevará Medio Ambiente, Aitor González (PP) Transportes, Ángel Fernando Serna (Somos Guriezo) Turismo, María Ángeles Peña (Somos Guriezo) Asuntos Sociales y Narciso Ibarra (Vecinos por Guriezo) Hacienda”.

En cuanto a la Concejalía de Montes, “se la cedo a Izaguirre porque sabe mucho, aunque lo llevaremos de forma conjunta”.

Además, Izaguirre será primer teniente de alcalde, Peña la segunda e Ibarra el tercero.

Únicamente la alcaldesa tendrá una sueldo en el Ayuntamiento, de en torno a 40.000 euros anuales, y “los demás, cobrarán dietas cuando vengan a trabajar, en función de los días que acudan al Consistorio”.

Al margen de este asunto, la alcaldesa de Guriezo ha valorado lo vivido en el pleno en el que se votó la moción de censura. Al respecto ha dicho que “los vecinos apoyan a quien ellos quieren y no valoro ni tengo nada que decir. Si les gusta o no un partido o una persona tienen derecho a aplaudir o silbar. Cuando te metes en política tienes que estar para lo bueno y para lo malo”.

Ha reconocido que “sí salí con pena, pero por los míos, los del PSOE. Compañeros de Ampuero, Ramales, Colindres, Laredo, Castro, que me han ayudado durante este tiempo y a los que tenía cariño”.

Ha asegurado que, por el momento, no tiene notificación oficial de la decisión del PSOE de expulsarla del partido y no le preocupa que se la considere tránsfuga porque “yo no me he marchado de ningún sitio y no he hecho daño a nadie. Me preocuparía más que el PSOE tenga dos infiltrados del PRC en la Ejecutiva Local y lo acepte”.

Ha dejado claro que, a partir de ahora, “lo que voy a hacer es trabajar para el pueblo en beneficio de todos los vecinos, independientemente de quienes sean. No soy excluyente y al que venga a hacerme una petición le voy a recibir con mil amores, que es lo que quería hacer desde el primer momento”.

Con todo, “el tiempo dirá si tengo apoyo en el pueblo”, porque entiende que lo que se vivió en el pleno no es una reflejo de la realidad. “Allí fueron integrantes del PRC y del PSOE de Santander y gente de Llano. Alguno había de los míos, pero los vecinos inteligentes, formales y como Dios manda estaban en su casa. Les haya gustado o no lo sucedido, no estaban allí chillando ni silbando”.

Entre las primeras cuestiones que Rivero quiere solucionar tras acceder a la Alcaldía está “abrir el Consultorio Médico de lunes a viernes y no sólo dos días a la semana. Espero conseguirlo porque Guriezo es un municipio con gente mayor y tienen que trasladarse hasta Castro donde hay más virus que aquí”.

También pretende “aplicar el convenio del personal del Ayuntamiento, del que se informó a los empleados, pasó por todos los procedimientos legales y se aprobó en Pleno en la pasada legislatura”.

También “las subastas de montes rápidamente y arreglar lo del agua, que es muy problemático y hace falta que la gente de Guriezo no pague tanto dinero”.

Para terminar, ha querido pedir perdón a los guriezanos “porque, cuando entré en el Ayuntamiento el año pasado, de una forma o de otra, mi voto sirvió para que no se aplicara el convenio laboral y para que no se renovara el contrato de la administrativa del Consultorio Médico. Pido disculpas porque el consultorio es de todos y, todos nos ponemos enfermos, seamos de derechas o de izquierdas”.

Imagen realizada por el periodista Abel Verano.