“EL MÉDICO DE FAMILIA TIENE QUE HACER UN PEQUEÑO TRIAJE PARA DETERMINAR A QUIÉN DEBE DEDICAR MÁS TIEMPO”

ASÍ LO DICE LA GERENTE DE ATENCIÓN PRIMARIA SOBRE LAS CITAS TELEFÓNICAS EN LOS CENTROS DE SALUD

512

Muchos ciudadanos castreños demandan una ‘nueva normalidad’ en la atención por parte de los médicos de cabecera que, ahora, únicamente dan, en primera instancia, citas telefónicas para valorar si la dolencia requiere de una asistencia presencial. A esto se une el hecho de que esas citas telefónicas se están dando a más de 20 días vista en muchos casos. Todo esto está generando entre la población una sensación de inseguridad sanitaria.

Sobre este asunto hemos hablado en Castro Punto Radio con la Gerente de Atención Primaria, Alicia Gómez. Ha reconocido que “los ciudadanos han notado una modificación en el concepto de accesibilidad que hemos tenido hasta ahora”. En este sentido, ha mencionado que “debemos tener en cuenta que acabamos de salir de una situación desconocida para todos, que es una pandemia mundial, y tenemos que seguir en estado de alerta, fundamentalmente en zonas como Castro donde hay una población censada de más de 30.000 ciudadanos y otro tanto de no empadronados que usan nuestro servicio sanitario.  Además de que es un municipio turístico. Hay que estar preparados para poder absorber todo eso”.

Con todo, “tenemos la obligación de priorizar y, para ello, hay que hacer un pequeño triaje sanitario. Se devuelve la llamada al paciente para hacer una valoración previa porque es fundamental que no se nos escape lo más importante, que son las urgencias y emergencias. Tenemos que garantizar una seguridad para ciudadanos y profesionales. Hasta ahora, uno de los principales focos de infección eran las salas de espera de los centros de salud porque eran un punto de encuentro, y eso tiene que desaparecer”.

Gómez ha mandado un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos y ha afirmado que “se hace una valoración telefónica, pero las urgencias se atienden. Hay que tener un poco de paciencia. Es un cambio por el que va a ir la Primaria a nivel nacional, defendido por todas las sociedades científicas. Tenemos que intentar que las consultas sean más eficientes, para lo que el médico tiene que hacer una valoración previa y determinar a quién tiene que dedicar más tiempo y a quién menos”.

En cualquier caso, ha reconocido que “tenemos que limar mucho todo esto e ir matizando y corrigiendo. Tenemos que trasmitir a la población que no han perdido esa accesibilidad y sé que ahora tienen la sensación de que sí”.

Ha insistido en que “no podemos tardar tanto en darles una respuesta y tener a los pacientes con la incertidumbre de cuándo les vamos a devolver la llamada. Debemos ser capaces de darles esa cita telefónica en un plazo de ‘X’ horas. Vamos a intenta poner en marcha todas las herramientas para dar una respuesta adecuada y que los ciudadanos entiendan que la Primara es la puerta fundamental de acceso al sistema”.

Ahora mismo “no nos caben en nuestras agendas todos los pacientes que piden cita y hay que priorizar. Hay que elegir quiénes se van a ver hoy, porque hay algunos que pueden esperar y otros que no”. Lo que sucede es que “los recursos humanos son los que son, seguimos estando deficitarios de médicos y casi también en enfermería. Estamos en un mal momento. Hay dos centros de salud en Castro donde hay bajas que tampoco somos capaces de sustituir y los sanitarios se están yendo de vacaciones muy merecidas. Los recursos son muy pocos y no somos capaces de dar una respuesta muy adecuada, lo que está provocando quejas de los ciudadanos, de las que somos conscientes. Hay que tratar ahora de modular y organizarlo de otra manera”.

DERIVACIÓN A LAS ESPECIALIDADES

Al margen de este asunto, hemos hablado con Gómez sobre esa medida que se está implantando por parte del Servicio Cantabria de Salud por la cual el proceso de derivación de pacientes desde la Atención Primaria a las especialidades de los hospitales va a cambiar en Cantabria. La Consejería de Sanidad ha extendido un programa informático que conecta a los médicos de cabecera con los facultativos especialistas, que serán los que decidan, en última instancia, si la derivación es necesaria, si debe ser urgente y si se precisan pruebas previas.

Sobre este tema, ha explicado que “el médico de Atención Primaria que está valorando entiende que hay una situación que no es capaz de controlar porque no es especialista en todo. Lo que se hace es que consulta con un compañero de un servicio determinado acerca de lo que tiene el paciente. Ese compañero contestará y dirá si cree que tiene que ver a ese ciudadano en base a lo que está descrito en su historial o quizá hacer una serie de recomendaciones con las que entiende que ese paciente mejorará. Ése es el concepto y nadie va a quedar desamparado”.

Ahora bien, ha dicho que “desde Primaria no lo vemos perfecto 100% y hay mucho que pulir y mejorar la trazabilidad”. Por ahora, esa medida no se ha implantado en el área sanitaria de Laredo. “Está funcionando en Santander con dos o tres servicios y estamos evaluando las cosas que habría que mejorar para que funcione”.