NATALIA DÍAZ E IKER GIMENO: EL TÁNDEM RESPONSABLE DE LA TRIPULACIÓN FEMENINA DE LA SDR CASTREÑA

LA TEMPORADA COMENZARÁ EL 1 DE NOVIEMBRE CON 26 REMERAS, DE LAS CUALES LA MAYORÍA YA ESTABAN EN EL CLUB

756

Natalia Díaz e Iker Gimeno comenzarán la temporada de la trainera femenina en la SDR Castreña el 1 de noviembre  “con mucha ilusión y muy arropados por el club”. Así lo han contado hoy en Castro Punto Radio.

Natalia, que ya estaba confirmada como responsable de esta tripulación en la candidatura del actual presidente, Fernando Ruiz, tenía la posibilidad de incorporar a otra persona al proyecto. “Quería a alguien que encajara, que tuviera un perfil parecido al mío pero que a la vez me enriqueciera”, aseguraba, al tiempo que confesaba que, al principio, no creía que Iker accediera, pero lo hizo.

Natalia Díaz Quintana recala en La Marinera dos décadas después de dar sus primeras paladas en la tripulación rojilla. En este periodo, ha acumulado años de experiencia en varias tripulaciones guipuzcoanas de máximo nivel, como Zumaia, Hibaika y Hondarribia, donde ha conseguido 38 banderas oficiales, 3 Ligas y una Bandera de La Concha.

También entrenó a las cadetes de la SDR Castreña.

Por su parte, Iker Gimeno Anglada cuenta con 23 años de experiencia como patrón en diferentes clubes, 14 en la popa de La Marinera. En las dos últimas temporadas ha remado bajo la disciplina de Bermeo.

Gimeno cuenta en su palmarés con una Bandera de La Concha, 6 Campeonatos de España, una liga ACT, una ARC 1, otra ARC 2, una Liga Vasca grupo 1, una Liga Vasca grupo 2 y más de 60 banderas oficiales. En su faceta de entrenador, en el año 2011 fue el encargado de dirigir al primer equipo de La Marinera y a los juveniles castreños, y en el año 2012 se encargó de la preparación de los juveniles de la Sotera de Santurce.

Iker tenía la idea de no seguir remando tras esta última temporada en Bermeo. “Ha sido un año muy duro. Además, allí solo cabe ganar y quedar sextos ha provocado una tensión muy difícil de gestionar”. Ésta será su primera experiencia con el remo femenino y confiesa que “tengo mucho que aprender pero Natalia se encargará de eso”. Por su parte, ella asegura que el ex patrón le va a aportar mucha experiencia técnica y su manera de ser.

A día de hoy cuentan con 26 remeras, la mayor parte de las cuales ya estaban en la tripulación castreña esta última temporada. “De la cantidad se hace calidad”, explicaba la entrenadora, asegurando que las puertas del club siguen abiertas para todas las chicas que quieran practicar este deporte. En cuanto a los objetivos de este año, aún es pronto para establecerlos pero Natalia Díaz se confiesa “ambiciosa” y se propone “mejorar las marcas y hacer un bloque, una piña”.