ONTÓN HA PAGADO YA AL AYUNTAMIENTO PARTE DE LA DEUDA DEL AGUA Y ESPERA LIQUIDAR EL RESTO ESTE AÑO

JAVIER GIL HACE BALANCE DE 2021 Y CREE QUE ESTE 2022 "VA A SER BUENO Y SE VAN A VER COSAS"

237

En Castro Punto Radio hemos hecho balance de 2021 y hablado de los proyectos de futuro y expectativas para este 2022 con el presidente de la Junta Vecinal de Ontón, Javier Gil.

Sobre el año que acabamos de despedir ha dicho que ha sido “muy pausado y en el que nos hemos centrado en seguir reivindicando cosas que parece que ya están, poco a poco, en marcha”. Se ha referido a los asfaltados que se van a ejecutar en las juntas y que el ayuntamiento ya ha licitado por importe de 500.000 euros. En Ontón se centrarán en “las zonas de Burzaco y Manzanal, además de una parte en Talledo”.

Además, “se está avanzando en los saneamiento de El Haya y ayer mismo estuvieron marcando las zanjas para las obras de la depuradora”.

Del mismo modo, la pedanía tenía pendiente la ejecución del parque de Escute, “que está sufriendo algunos retrasos porque está aprobado para hacerlo, pero ahora hay que pedir permiso a la CROTU (Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo) porque la zona está fuera de ordenación”.

Sobre las relaciones entre la junta y el Ayuntamiento, Gil ha señalado que “son buenas y se está funcionando bastante bien, con proyectos que al menos están en marcha”. Se ha mostrado partidario de “dialogar siempre en lugar de echarse los trastos a la cabeza. Hay que hablar con Dios y con el Diablo”, ha añadido.

Ontón es una de las juntas vecinales afectadas por la deuda del agua. En este sentido, Gil ha confirmado que “ya hemos abonado unos 40.000 euros de esa deuda y el resto, unos 180.000, confío en que se puedan pagar este año”. Para ello, “tenemos medios. En cuanto se pongan a nombre de la junta unos terrenos que forman parte del deslinde con Vizcaya, tendremos ahí unos montes de los que sacar beneficio y poder pagar lo que nos queda”.

Lo más importante de todo, según el alcalde, es que “ese dinero que abonemos al Ayuntamiento va a revertir en obras para la junta”. Entre ellas, “podría ser la reparación del local sede de la antigua junta o el cubrimiento del parque infantil”.

Para este 2022, “lo más importante es que se siga avanzando en los saneamiento, que aún quedan varios por realizar. Cada vez hay más gente en el pueblo y la porquería se acumula y baja al río”.

Por lo demás, “nos gustaría poder montar algún centro social en el que se pueda reunir la gente. A ver dónde lo ubicamos y cómo lo planteamos”.

Para terminar Gil cree que “éste va a ser un año bueno en el que se van a ver cosas”.