PABLO ANTUÑANO TIENE CLARO EL PRINCIPAL OBJETIVO COMO CONCEJAL DE HACIENDA: “TENER EL 1 DE ENERO EN MARCHA EL PRESUPUESTO 2021”

TRABAJA EN EL BORRADOR “PARA, EN UNA O DOS SEMANAS, TRASLADÁRSELO A LOS PARTIDOS DE LA OPOSICIÓN”  

356

Tras intercambiar competencias municipales con su compañera de partido, Nereida Díaz, hoy hemos hablado en Castro Punto Radio con Pablo Antuñano, que pasa a gestionar las áreas de Hacienda y Contratación, dejando en manos de Díaz las de Industria, Empleo, Promoción Económica, Agencia de Desarrollo Local, Escuela Taller y Mercado.

Ha comenzado explicando que el intercambio de competencias se debe a “cuestiones profesionales” de Nereida Díaz, quien, “por cuya labor profesional al margen del Ayuntamiento, ha entendido que este cambio era oportuno”.

Con todo, el principal objetivo de Antuñano al frente de Hacienda es “trabajar para contar con un presupuesto municipal en vigor para el 1 de enero de 2021”. Un documento que “es fundamental para empezar a ejecutar partidas y responder a las necesidades actuales del municipio”. Espera que “en una o dos semanas, esté listo el borrador que poder trasladar a los partidos de la oposición para que hagan aportaciones”. Un paso importante, teniendo en cuenta que PSOE y Ciudadanos gobiernan en minoría y, por tanto, necesitarán apoyos para sacar adelante los presupuestos.

Por otro lado, el concejal se ha referido a la situación en la que se encuentra la Tesorería Municipal. La liquidación del presupuesto de 2019 arroja un superávit (diferencia entre ingresos y gastos) de 1.400.000 euros. Cantidad económica cuyo gasto está limitado por las leyes nacionales. De esta forma, “se puede gastar un 20% en cuestiones que tengan que ver con asuntos sociales, un 7% en materias relacionadas con la sostenibilidad energética y, el resto, en inversiones financieramente sostenibles. Si quedara algo, se debe destinar a quitar deuda, que en este momento alcanza unos 9 millones de euros”.

Por otro lado está el remanente positivo de Tesorería, que es el dinero que se ha ido acumulando, año tras año, de los distintos superávit presupuestarios. En este caso, “estamos hablando de 6,4 millones de euros, de los que sólo podemos gastar, y con las limitaciones antes mencionadas, esos 1,4 millones de la liquidación de 2019”.

Para terminar, Antuñano ha hablado del funcionamiento del departamento de intervención, tras la salida de David Puebla, técnico de cuyo trabajo varios concejales se habían quejado en distintas legislaturas. Al respeto ha dicho que, “desde que entramos a gobernar, lo cierto es que no tuvimos ningún problema con él y, en su momento ya se había avanzado mucho en el borrador de presupuesto que, debido a la pandemia, hubo que frenar para modificarlo”.

En cualquier caso, ya no está y ahora es interventor Fernando Martínez, apoyado por el secretario interventor de juntas vecinales, Manuel Trigo.